La Fiscalía de Barcelona solicita 16 años de prisión para la exmujer de Josep María Mainat por intento de homicidio

4 minutos de lectura

La Fiscalía de Barcelona ha solicitado 16 años de prisión para Ángela Dobrowolski, la exmujer del productor de televisión y fundador de La Trinca Josep Maria Mainat, por un delito de asesinato en grado de tentativa con alevosía y ensañamiento. Según el escrito de acusación, la fiscal considera que Dobrowolski intentó acabar con la vida de Mainat en la madrugada del 23 de junio de 2020, aprovechando que era diabético y que estaba dormido, inyectándole una dosis letal de insulina.

La fiscal sostiene que Dobrowolski actuó movida por el “ánimo homicida” y el “deseo de venganza” hacia su exmarido, con quien mantenía un conflicto matrimonial y económico desde hacía meses. Según la acusación pública, la procesada sabía que Mainat había iniciado los trámites para divorciarse y que le había retirado el poder para disponer de sus cuentas bancarias. Además, la fiscal afirma que Dobrowolski tenía una relación sentimental con otro hombre, Gabriel Rincón, que también está acusado como cómplice del intento de asesinato y para quien pide 8 años de cárcel.

La fiscal relata que Dobrowolski aprovechó que Mainat se quedó dormido en el sofá del salón de su domicilio familiar en Barcelona para acceder a la nevera donde guardaba la insulina y extraer una cantidad indeterminada con una jeringuilla. A continuación, se dirigió al sofá donde estaba Mainat y le inyectó la insulina en el abdomen, provocándole una hipoglucemia severa que pudo haberle causado la muerte si no hubiera sido por la intervención de los servicios médicos.

La acusación pública destaca que Dobrowolski actuó con alevosía, ya que aprovechó la situación de indefensión de Mainat, que estaba dormido y confiaba en ella. También aprecia ensañamiento, ya que aumentó deliberada e innecesariamente el sufrimiento de la víctima al demorar la llamada a los servicios de emergencia y al impedir que los hijos del matrimonio le auxiliaran.

La fiscal basa su acusación en las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la vivienda, en las que se observa a Dobrowolski acceder varias veces a la nevera donde estaba la insulina y manipular algo en su interior. También se apoya en los testimonios de los profesionales sanitarios que atendieron a Mainat y que confirmaron que sufrió una hipoglucemia inducida por una sobredosis de insulina. Asimismo, cita las declaraciones del propio Mainat y de su hijo Pol, que denunciaron a Dobrowolski tras sospechar que había intentado matarlo.

El juicio por este caso está previsto que se celebre en los próximos meses ante un tribunal del jurado en la Audiencia de Barcelona. Dobrowolski se encuentra en libertad provisional con medidas cautelares después de haber pasado seis meses en prisión por otro delito de allanamiento de morada y quebrantamiento de medida cautelar. La defensa de Dobrowolski ha negado siempre los hechos y ha atribuido las acusaciones a una estrategia de Mainat para quedarse con el patrimonio familiar.

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Deja una respuesta

Your email address will not be published.