Un agente de la Policía imputado por su participación en las cargas durante el referéndum del 1 de octubre, denuncia a una mujer que le propinó un beso en la boca

3 minutos de lectura

Un agente de Policía, imputado por su participación en las cargas policiales durante el referéndum del 1 de octubre de 2017, ha presentado una denuncia por un incidente en el que una mujer le propinó un beso en la boca en medio de la tensión de aquel día.

Los hechos tuvieron lugar frente a los servicios centrales del departamento de Enseñanza, cuando las urnas electorales del centro habían sido intervenidas por las autoridades. Según el relato del agente, mientras los policías se retiraban de la zona en medio de gritos, insultos, agresiones y vejaciones, una mujer de aproximadamente 60 años se acercó al denunciante, lo insultó y, al notar la presencia de una cámara grabando, lo agarró del cuello y del casco antidisturbios, inmovilizándolo sorpresivamente, y luego besó su boca con la suya.

El agente, acompañado por su equipo legal, ha proporcionado un video de la cadena Al Jazeera en el que se puede apreciar el momento del beso, el cual ha sido comparado con el beso que el expresidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, le dio a la jugadora Jennifer Hermoso tras ganar el Campeonato del Mundo.

En su denuncia, el agente expresó que, ante el beso, su reacción fue de asco y contención, dado el contexto de extrema violencia que se vivía en los colegios ese día. Además, mencionó que, debido a que la mujer lo agarró del casco, no pudo liberarse ni evitar que su cuerpo se doblara hacia atrás. El agente afirmó que intentó evitar una respuesta brusca al abuso, que podría haber desencadenado una situación de riesgo mayor para la integridad de sus compañeros.

El agente ha solicitado al juzgado que se identifique a la agresora e incluso se difunda el vídeo, que ha estado disponible en el canal de YouTube desde el día del incidente, hace casi seis años.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha exigido que este asunto sea investigado a fondo, considerándolo como un ejemplo más de las difíciles condiciones que enfrentaron los agentes durante la votación declarada ilegal. Según el sindicato, los policías sufrieron agresiones físicas, lanzamiento de objetos y, en algunos casos, agresiones sexuales, lo que puso en evidencia la dilución del principio de autoridad en ese contexto.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks