El 024 ha atendido 43.000 llamadas desde el mes de mayo

4 minutos de lectura

La línea de atención a la conducta suicida (024), creada el pasado 10 de mayo con el lema «Llama a la vida», ha atendido hasta la fecha 43.000 llamadas, de las cuales más de 1.700 han sido derivadas a los servicios de emergencia y en las cuales se han atendido en torno a 700 situaciones de suicidio en curso.

Estos son los datos que ha facilitado este jueves la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en el acto «Dar voz al silencio», un encuentro sobre los retos frente a la depresión y el suicidio, que ha organizado el diario El País.

Darias ha destacado que las cifras demuestran que «era absolutamente imperioso» poner en marcha esta línea y ha puesto en valor los 100 millones de euros destinados al Plan de Acción de Salud Mental hasta 2024, así como los distintos ejes que aborda, con iniciativas como el teléfono «una llamada a la vida» que está operativo -ha recordado- para todas las personas en cualquier momento, día y hora del año.

Sobre el perfil de las personas que llaman, la ministra ha aportado más datos y ha especificado que las cifras recogidas en los últimos meses denotan «más mujeres que hombres» y que el 30% de las llamadas son de menores de 30 años: «muchas tienen problemas de salud mental, pero otras no», ha señalado. Ha explicado que los profesionales que atienden se encuentran factores como situaciones pasadas complicadas, otras en las que no se ha sabido «enfocar el fracaso» o personas en riesgo de exclusión social.

También ha detallado Darias que se han registrado muchas llamadas de profesores que piden «pautas y herramientas» para saber detectar cuando algún adolescente puede «estar mostrando alguna señal de alarma» con el fin de poder intervenir. En este sentido, la ministra ha subrayado que en la hoja de ruta de la estrategia de salud mental figura el seguir avanzando en la aprobación de «códigos de conducta» para detectar riesgos suicidas o síntomas de depresión, así como en promover herramientas que sean «más útiles» para prevenir, tratar y recuperar.

Ha expresado la necesidad de poner el foco en la atención a la infancia y adolescencia y ha explicado que ya se ha constituido un «grupo de trabajo» para avanzar en dicho terreno. Se ha referido, además, a la oferta de las especialidades MIR en psiquiatría infantil y adolescencia, para la cual se han adjudicado ya 20 plazas en dicha especialidad y ha remarcado que el sistema sanitario cuenta «un gran número de profesionales» en este ámbito.

Darias ha apelado a seguir trabajando y avanzando en el terreno de la salud mental, especialmente para abordar las situaciones de riesgo en los jóvenes, y ha insistido en la necesidad de «normalizar» que existen problemas y situaciones que agravan la salud mental y que deben ser expresados, detectados y abordadas con las herramientas adecuadas.

Deja una respuesta