Ciudadanos pide a la Mesa del Congreso la rectificación de la licitación para los nuevos teléfonos o harán renuncia de ellos

4 minutos de lectura

El portavoz adjunto en el Congreso y vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha registrado este jueves formalmente a la Mesa del Congreso que anule la licitación convocada para la adquisición de nuevos móviles de última generación por el importe de 1.232.734,69 euros, un precio que considera «disparatado» y una ofensa para los ciudadanos que sufren las consecuencias de la inflación.

En la rueda de prensa ofrecida en la Cámara Baja, Bal ha señalado que el Congreso da un «espectáculo bochornoso» con este contrato, cuando los diputados podrían trabajar perfectamente con móviles «mucho más baratos» y no necesitan «un iPhone 13», cuyo precio en el mercado ronda los 1.200 euros por cada terminal.

Los diputados de Ciudadanos, ya han anunciado que si el contrato se mantiene, renunciarán a los nuevos teléfonos móviles, puesto que los consideran «un privilegio» que «separa a los políticos de la ciudadanía» y contribuye a que los ciudadanos les vean «como auténticos marcianos».

El escrito al que ha tenido acceso Diario de España, indica que en caso de que la licitación continúe, «este Grupo parlamentario, por acuerdo de todos sus miembros, ha tomado la decisión de renunciar a la entrega de los terminales y sus diputados continuarán trabajando con el modelo del que ya hacían uso hasta el momento«.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ya anunció ayer en su cuenta de Twitter que «los diputados de Cs renunciaremos a ellos y pediremos a la Mesa que rectifique». «Es una locura que, en medio de una crisis como la que está viviendo España, el Congreso vaya a gastar más de un millón en dar a todos los diputados un nuevo móvil que es de los más caros del mercado«, lamentaba la presidenta de los liberales.

La licitación publicada en el BOE

En el caso de los dispositivos de ‘perfil 1’, estos tendrán que ser de última generación, dotados con cargador, cable de conexión correspondiente, auriculares con cable, y una funda transparente de protección. A este respecto la oferta requiere 550 terminales, todos ellos libres de operadora y de gama alta con un sistema operativo IOS 15 o superior, 512 GB de capacidad, reconocimiento facial, geolocalización, pantalla OLED de 6,06 pulgadas. Una serie de características muy concretas que coincidirían únicamente con el modelo de iPhone 13.

Por su parte, los 275 terminales de ‘perfil 2’ licitados en el contrato, tendrán que contar con un sistema operativo Android 12 o superior, un procesador Exynos 1280, 128 GB de memoria interna, cámara frontal, Pantalla OLED o AMOLED de un mínimo de 6,1 pulgadas, compatibilidad con Google Pay y Samsung Pay, Grabación de vídeo en 4K, y otras de especificaciones compatibles con el modelo Samsung Galaxy A53.

El pliego de condiciones indica que el contrato con el distribuidor elegido, tendrá un duración de dos años, y para acceder a la licitación, la empresa deberá ofrecer servicios de terminales de alta gama.

Deja una respuesta