La eutanasia y la ELA

8 minutos de lectura

La eutanasia no es un tema nuevo, ya se aplica en otros países, como: Países Bajos, Luxemburgo, Bélgica, Canadá, Colombia, Australia, Nueva Zelanda,  Alemania, España, etc.  Es un tema controvertido, y las opiniones varían dependiendo de la cultura, la religión, la ética y la moral de una sociedad  determinada. Existen argumentos a favor y en contra:

Argumentos a favor: aliviar el sufrimiento físico y emocional, el deseo de garantizar el bienestar de los pacientes, el paciente puede elegir libremente, reduce el coste de los cuidados médicos a largo plazo de personas con enfermedades incurables o crónicas, brinda a los familiares una sensación de alivio, puede ayudar a mantener la dignidad del paciente (no quiere ser una carga para sus familiares), permite una muerte digna y menos dolorosa, reduce el dolor y el sufrimiento, puede proporcionar una oportunidad de despedida, y es una forma de ayudar a aquellos a quienes la vida ya no ofrece nada de valor.

Argumentos en contra: entra en conflicto la cuestión moral y religiosa porque entienden que la vida humana es sagrada y es Dios quien decide cuando una persona debe morir; puede provocar conflictos legales en caso que se haga de forma ilegal y sea considerado como asesinato; corre el riesgo de ser utilizada de forma inadecuada o abusiva (motivos personales, financieros o sin permiso del paciente); negación de la atención paliativa; provoca conflictos morales y éticos; puede tener un efecto negativo en el bienestar del paciente porque la eutanasia puede llevar a la negación de la responsabilidad de médicos, familiares y pacientes; puede provocar problemas psicológicos de culpa, tristeza, ansiedad y depresión en familiares, amigos  y pacientes; puede tener un impacto negativo en la sociedad al cambiar la forma en que se ve la vida y la muerte, lo cual puede tener consecuencias negativas a largo plazo.

Este primer trimestre del año, el Tribunal Constitucional (TC), aprobó la constitucionalidad de la Ley del Aborto, pendiente desde 2010. Y en este mes de marzo, declaró constitucional la Ley de Educación (Celáa) y la Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo de 2021, que regula la Eutanasia, y que entró en vigor el 25 de junio del mismo año. Y, el pasado 22 de marzo,  el TC, avaló la constitucionalidad de ésta Ley, en respuesta a la impugnación de algunos artículos de la proposición de ley orgánica que realizó el partido político Vox.

Según el TC, de tendencia progresista,  la eutanasia es un derecho de los individuos y se apoya en los artículos de la Constitución Española: 1.1 (valor superior de la libertad), 10.1 (dignidad de la persona) y 15 (autodeterminación consciente y responsable de la propia vida). Es decir, que la persona es dueña de su propia vida y es quien decide que hacer.

Desde que entró en vigor dicha ley, supuestamente se han producido  300 casos a quienes se aplicó la eutanasia, en espera a un nuevo informe que dé los datos actualizados.

El mayor número de casos se da en Cataluña y el país Vasco, no se sabe exactamente cuáles son las causas, pero posiblemente se deben a: sus leyes más progresistas, una cultura de aceptación de la muerte, una cultura política y un mayor acceso a los servicios de salud.

La eutanasia se da en edades comprendidas entre 29 y 97 años, y más en hombres (67,32 años) que en mujeres (66,37 años).

Según un estudio del CIS, del año 2009, donde participaron 2.481 personas, sobre la regulación de la eutanasia, dio como resultados los siguientes datos: estuvieron más a favor los que tenían estudios superiores, trabajadores y no trabajadores, obreros cualificados, de clase alta y media alta. Estuvieron más a favor los no religiosos (82,9 %) que los católicos (52,3 %); más a favor los partidos de izquierda (82,8 %), centro izquierda (71,7 %) y menos en la derecha (46 %).

Por otro lado, la alternativa a la eutanasia es el cuidado paliativo, que consiste en aliviar el dolor y el sufrimiento del paciente sin recurrir a la terminación de su vida. Entre las medidas tenemos: el control del dolor y otros síntomas, el apoyo emocional, espiritual y social (de médicos, familia y amigos). Esto puede ayudar al paciente y su familia a afrontar la enfermedad de forma activa, buscando la calidad de vida que le queda. Igualmente, tenemos la sedación paliativa (reducir el dolor y otros síntomas) y la muerte natural.

Por otra parte, hace más de un año (8 marzo de 2022) que se aprobó en el Congreso de los Diputados, la Proposición de Ley sobre la ELA, presentado por el partido de Ciudadanos, salió adelante con los votos favorables de 341 diputados de todas las fuerzas políticas, pero está bloqueada su entrada en vigor.

Durante este tiempo otras leyes se han aprobado en el Congreso, pero los enfermos de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)  siguen esperando. Cada día se diagnostican 3 casos con esta enfermedad. Si se ha escuchado a los que pedían morir, ellos piden ayuda para poder vivir una vida digna y viven esperanzados en que pronto se encuentre alguna cura para su enfermedad.

Entre sus demandas urgentes tenemos: reconocimiento del 33% de discapacidad desde su diagnóstico, contar con recursos técnicos y humanos especializados, acogerse al bono social eléctrico porque es necesario para que puedan respirar de forma mecánica y contar con un servicio fisioterapéutico especializado.

Por último, ya se van dando pasos para encontrar alguna solución a esta enfermedad que aqueja a muchas familias españolas, así lo hizo saber la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, al anunciar la construcción del primer centro público residencial para tratar esta enfermedad.

En conclusión, los diferentes partidos políticos y órganos del Estado no deberían responder a ideologizar las enfermedades, porque la vida humana es un milagro y eso está por encima de cualquier ideología. En general debemos hacer todo lo posible para preservar la vida de las personas.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks