Tamames fake

11 minutos de lectura

Al presidente fake, del doctorado fake, de las promesas de campaña fake, con sus principios fake, sus valores fake, sus líneas rojas fake, que le gusta la petanca fake y el café fake, solo le hacía falta una moción de censura fake de una oposición fake. Si, la misma oposición que le dió el poder total de los fondos de Europa sin tener que dar ninguna explicación y que no haya ningún control.

En mi artículo del pasado diciembre “PP y PSOE tensan la democracia hasta un posible punto de ruptura”, yo mismo pedía una moción de censura. Pero esa moción de censura tenía una utilidad en aquel momento en el que todavía no se había aprobado la reforma de la sedición ni la de la malversación. Esa utilidad era retrasar los debates parlamentarios, las aprobaciones y los titulares por esas ignominias para acercarlas a la fecha de las elecciones municipales, hacer que los candidatos del PSOE a los distintos municipios de España se revelasen contra Sánchez o al menos que tuviese un coste mayor en las próximas elecciones del 28M.

Pero ese tren ya partió del andén para nunca más volver. Ahora, el partido populista de extrema derecha, VOX, intenta reivindicarse con una moción de censura, que nace muerta, que llega 3 reformas del código penal tarde, y al contrario de como suele ser habitual, aquí si es mejor nunca que tarde. Esta moción de censura carece de la más mínima utilidad para todos aquellos que no se llaman Pedro Sánchez.

El perfil de Tamames

Ramón Tamames Gómez, de 89 años, es un economista y político español. Empezó su trayectoria política en el Partido Comunista de España. Aunque estuvo en distintas formaciones de extrema izquierda, entrando y saliendo de distintas formaciones del espectro político que hoy ocupan Más País, Podemos e Izquierda Unida. Hoy Ramón Tamames se presenta como un desengañado de la izquierda, recordándonos el ejemplo inverso, a Jorge Verstrynge, el cual empezó en Alianza Popular y acabó en Podemos.

Estos perfiles sólo nos enseñan lo cerca que están los extremos. Y muchos pensarán ¿Pero cómo se pueden tocar los extremos? Lo cierto es que siempre nos han enseñado la política como una línea que sólo va de la izquierda a la derecha.

Percepción tradicional de la política

Pero esta percepción es completamente errónea y sólo sirve a los partidos políticos que viven en las trincheras de la polarización, para seccionar y dividir a toda la población con derecho a voto, y enfrentarlos entre sí diciéndoles “O estás conmigo, o estás contra mí”. Lo que esos mismos políticos que viven en las trincheras no quieren que un amplio espectro de población sepa, es la sectorización de las políticas y las ideologías por el diagrama de Nolan.

Diagrama de Nolan con distintas opciones políticas nacionales e internacionales y su posición en dicho diagrama.

El diagrama de Nolan, no solo presenta el eje conservador-progresista, sino que también presenta el eje liberal-totalitario. Y aquí, señores lectores, es donde todos caen en el mismo saco. Viendo este diagrama es cuando se entiende cómo es posible las izquierdas y las derechas estén tan cerca. Echen un vistazo a la parte inferior de la anterior imagen de forma aumentada.

Ampliación del eje totalitario del diagrama de Nolan de la imagen anterior

No es que los extremos se toquen, es que nunca fueron extremos conservadores o progresistas, siempre fueron extremos totalitarios. Por eso se entiende los pactos entre las supuestas irreconciliables derecha e izquierda. Por eso se entiende el pacto Hitler-Molotov. Por eso se entiende el pacto ERC-Junts. Por eso se entiende que un señor de extrema derecha como Jorge Verstrynge, que estaba en un partido muy a la derecha como Alianza Popular, acabase en Podemos. Y de la misma manera podemos entender que hoy día, una persona como Ramón Tamames, que fue militante del Partido Comunista de España, acabe en una moción de censura de VOX.

La verdadera utilidad de la moción de censura.

Los populismos entienden la política desde el factor de la popularidad. En este momento a VOX, que ya está en declive, le interesa reivindicarse y ser popular. Los de Bambú saben que en las próximas elecciones van a perder representación. Los escándalos de Castilla y León, la decepción de muchos de sus votantes, y la división interna con Macarena Olona le van a pasar factura. Por ello tienen que montar este inútil paripé, aunque con ello Sánchez sala reforzado.

La mejor estrategia de Sánchez siempre ha sido el miedo de muchos votantes a la extrema derecha. Una de las primeras cosas que hizo es sacrificar a todos sus barones con el apoyo a los indultos del independentismo, para distanciarse de Ciudadanos. Con ello obligó a Ciudadanos a cometer el mayor error de su historia, el posicionarse más cerca del PP que del PSOE. Error que se dibujó de la manera que Sánchez nunca pudo soñar, en la foto de Colón. Con ello Sánchez pudo lanzar el falso relato de “Las tres derechas”.

El caso es que esta vez Sánchez volverá a sacar partido de esta moción de censura. VOX también lo sabe pero le da igual. Las fotos de la extrema derecha, los titulares de Santiago Abascal y alguna frase de los populistas sacada de tono, harán que los que temen a VOX vuelvan a reengancharse a la trinchera de la izquierda, buscando en ella una falsa salvación.

Cualquiera que haya leído la historia se habrá dado cuenta de que la derecha corrupta y/o extrema, es el mejor argumento de toda la izquierda, y viceversa, la izquierda corrupta y/o extrema, es el mejor argumento de toda la derecha. El extremismo y la corrupción del PSOE son el mejor argumento de toda la derecha actualmente. La corrupción del PP fue el mejor argumento del Pedro Sánchez. La corrupción, el extremismo y el pésimo gobierno de Zapatero fue el mejor argumento de Rajoy. El extremismo con el tema de la guerra de Irak fue el mejor argumento de Zapatero. La corrupción del PSOE fue el mejor argumento de Aznar.

La corrupción, el extremismo y las guerras internas de la izquierda fueron el mejor argumento del bando nacional en 1936. La corrupción de la derecha venezolana fue el mejor argumento de Hugo Chávez. Y así con Castro, Hitler, Stalin, Mao, Musolini y un larguísimo etcétera.

El extremismo y el mal gobierno de Sánchez es el mejor argumento para VOX, pero igualmente, el miedo que despierta VOX con su extremismo y sus similitudes con Putin, Bolsonaro, Trump, Meloni y Orban, son el mejor argumento de Pedro Sánchez. Por eso en esta moción de censura VOX será el mejor aliado de Sánchez, al igual que pasó con el control de los fondos europeos que ahora la delegación que nos visita desde Bruselas tiene que investigar.


Diario de España no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores y columnistas. Diario de España se compromete a no modificar el texto original de los artículos cuya autoría sea externa a este medio. En cualquier caso, puede hacernos llegar sus peticiones de modificación a redaccion@diariodeespana.es. Tras su solicitud, daremos parte al autor original para que proceda como corresponda.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Ex-candidato a la alcaldía de Colmenar Viejo por el Partido Ciudadanos Cs Portavoz de Cs en Colmenar Viejo.
Europeo, español, madrileño y colmenareño. Nacido en Madrid en 1980. Exmilitar de la Armada Española. He vivido en Madrid, Vigo (Pontevedra), Rota (Cadiz), Sydney (Australia) Electrónico e informático. Liberal y metalero.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks