La defensa de la lengua española en Cataluña

17 minutos de lectura

Teniendo en cuenta que hace más de 40 años que se produce el tema de la lengua y leyendo el programa 2000 (gobierno de CDC de Jordi Pujol y UDC, octubre de 1990) con detenimiento veréis que aquellas propuestas planteadas fueron las bases sobre las que se han ido construyendo lo que vivimos actualmente. El documento menciona de forma continua las palabras catalanizar y catalanización, y eso es lo que están haciendo actualmente a través de las 100 medidas dadas por el Gobierno catalán, a finales de noviembre de 2022. Abarca a todos los ámbitos de la vida, ya sea educativo, sanitario, social, cultural, económico, comercial, medios de comunicación, etc.

Así, por ejemplo, vemos como se controla en los centros educativos dentro y fuera del aula a alumnos y profesores en qué lengua se expresan. A los docentes, preguntando a través de encuestas en qué lengua se comunican, se relacionan, hacen las compras, usan las redes sociales, etc. En el ámbito sanitario, en qué lengua deben atender a los pacientes, escribir los historiales clínicos, se controlará su uso al igual que en los centros educativos, etc. En el ámbito empresarial, pidiendo que se exija el catalán para poder trabajar. En los centros universitarios, controlando en qué lengua dan las clases los profesores y que se denuncie si lo hacen en lengua española. En los comercios, deben rotular en catalán y los dependientes están obligados a atender en ésta lengua  porque de lo contrario pueden ser multados por no hacerlo.

Y como dice el refrán español: “si no quieres caldo, dos tazas”, esto le ha sucedido a la enfermera de Cádiz, quien se quejó a través de las redes sociales que en Cataluña si quieres trabajar en el sistema sanitario como enfermera debe sacarse el nivel C1 en lengua catalana. En respuesta será sancionada con un expediente disciplinario por sus palabras y además se aumentarán las horas de clases de catalán para los venidos de fuera, si se daban 30 horas, ahora deberán hacer 300 horas, si pedían el nivel C1, aumentarán el número de plazas de 400 a 4.500 para realizar el curso del nivel  C2, que se exigirá más adelante.

En la provincia de Gerona, se promueve una campaña de divulgación de 21 días, porque se dice que esos son los días necesarios para acostumbrarse a hablar en catalán y dejar de hacerlo en español; algo similar se hizo en Galicia, con el Gobierno del PP.

Para comprobar el nivel de dominio de la lengua se realizará una prueba oral en catalán, se hará a todos los alumnos de 6º de Educación Primaria y 4º de la ESO. Los profesores han alzado la voz porque dicen que las pruebas coincidirán con las fechas de exámenes y tendrán demasiado trabajo, además, las pruebas orales, tienen una “clara intencionalidad política” y presentan cierta dificultad, queriendo hacer ver que los niños tienen dificultades para expresarse en catalán. Pero, en lengua española e inglesa como se las considera lenguas extranjeras, solo se hará una pequeña muestra y las preguntas serán sencillas.

También, el gobierno catalán, presentó la actualización de la mascota “la Queta”, con el lema “Pruébalo en catalán. Mucho por hablar, mucho por vivir”, en sus diferentes versiones,  con el objetivo de promover e intensificar el uso del catalán en todos los ámbitos. La campaña durará dos años.

Así mismo, la pasada semana habló el padre de la niña de Canet y relató el rechazo que sufre su familia y su pequeña niña, como consecuencia de haber cuestionado la inmersión lingüística y se siente decepcionado, después de conocer que el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, dio por concluida la investigación sobre el “acoso a alumnos por cuestiones vinculadas al uso de la lengua castellana”, después de recibir la respuesta de la Generalitat, donde le manifestaron: “su compromiso con la erradicación de cualquier actuación que pueda afectar a la convivencia en los centros y garantizarle que tiene adoptadas todas las medidas necesarias para evitar cualquier perjuicio o discriminación por motivos de lengua”. En ningún momento se mencionó nada sobre el cumplimiento del 25% de clases en español. Éste padre instó a las familias que si  quieren que sus hijos reciban una educación bilingüe en Cataluña, deben  “dejar de tener miedo” y añadió: “Si queremos acabar con este problema, tenemos que afrontarlo”.

Vistos los diferentes ejemplos anteriores podemos comprender que éstos responden a la hoja de ruta planificada por el gobierno catalán. Es un diseño de ingeniería social que tiene por objetivo arrinconar la lengua española en todos los ámbitos. Usan la lengua catalana como medio para adoctrinar y excluir, quebrantando con ello los derechos civiles de la población mayoritaria de castellanoparlantes en Cataluña.

Igualmente, es sabido por todos, que en Cataluña, el Gobierno catalán cuenta con el apoyo del PSC, los Comunes y el resto de partidos independentistas quienes consideran la lengua catalana como la única lengua vehicular y de aprendizaje, estos representan un 36,1 % (Idescat, 2018) y los que tienen como lengua el español, representan el 48,6%, y se les priva del derecho a poder ser educados en su lengua materna.

Esta población está desamparada en cuanto a ser educados en español, el hecho de haber conseguido que en algunos centros educativos se aplique el 25% de clases en español, es gracias al trabajo infatigable de las asociaciones Ampa Total formada por las asociaciones de Convivencia Cívica Catalana y Hablamos Español, y está presente en todas las Comunidades Autónomas  con lengua bilingüe. Escuela de Todos que aglutina a 20 asociaciones y se encuentra en Cataluña, Valencia, Baleares y Navarra. Y otras asociaciones. Una labor que debería ser realizada desde el Gobierno central.

Mientras las asociaciones hacen todo lo que pueden para que las familias puedan solicitar tener un porcentaje de clases en español, solo queda esperar a que el Tribunal Constitucional, resuelva la sentencia del 25% de clases en español en las aulas catalanas y en caso de ser favorable, hacer que el Gobierno catalán cumpla la sentencia. También, tener presente la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional, conforme tanto la lengua catalana y española deben ser cooficiales en Cataluña, siguiendo lo que marca el artículo 3 de la Constitución Española, respecto a la relación entre la lengua española y  las lenguas regionales. Busca la convivencia equilibrada de las lenguas cooficiales, evitando la discriminación de alguna de ellas.

Por otro lado, investigando un poco se encuentra que la normalización lingüística se ha aplicado en diferentes países como por ejemplo, Canadá, Francia, Suiza, Alemania, Andorra, etc.

Esta normalización es  positiva si se utiliza para la normalizar la lengua que se enseña, aumenta la competencia lingüística y la cohesión social, mejora la comunicación y el aprendizaje, debe ser respetuosa con la diversidad lingüística y cultural, facilita el acceso a la educación y la información, pero si se impone contra un colectivo determinado  no es bueno porque puede producir discriminación y marginación, pérdida de su lengua materna, disminuir el sentido de la identidad cultural, no asegura el derecho de todos, provoca desigualdad social, impide que los alumnos adquieran competencias lingüísticas en otros idiomas, puede ser utilizada para imponer una visión política a la población y silenciar a los que no comparten sus puntos de vista, crea división entre la población, impide la comunicación entre los diferentes grupos, puede ser una forma de control mental, limitando a cierta información y conocimientos, disminuye la calidad de vida, etc.

Lo mejor es que los alumnos puedan estudiar en su lengua materna porque produce: mejor comprensión y manejo de materiales de estudio, mejor comunicación, mayor: motivación al estudiar en su propia lengua, confianza, rendimiento, conexión, satisfacción, competencia, autoconocimiento, aprecio por la lengua, preparación para el futuro, empatía con las otras lenguas y culturas, ayuda a relajarse, acceso a más recursos, menos: frustración, confusión, esfuerzo y estrés al estudiar en su propia lengua.

No porque se obligue a hablar una lengua, aunque se vigile su uso, va a cambiar la costumbre de los que lo hablan, así lo demuestran unos jóvenes que para formarse como toreros tienen que irse a otra comunidad, y al preguntarles por la situación lingüística en Cataluña, todos responden al unísono: “La imposición me enfada”, “Solo usamos el catalán con los profesores, no con los compañeros”.  Solo tienen 2 o 3 horas (ESO y Bachillerato) de clases en  lengua española.

No podemos estar todo el tiempo en esta lucha continua entre la lengua oficial y las lenguas regionales, esto está bien claro en la Constitución Española. Debemos mirar de avanzar y así lo hace por ejemplo, el Ejecutivo regional de La Rioja, al diseñar un plan con Inteligencia Artificial (IA) llamado el “Valle de la Lengua”, que consiste en: “Aprovechar todas las posibilidades que ofrece el español como herramienta de desarrollo territorial”, teniendo como base ser la región del vino, y se aplicará a los ámbitos: educativo, cultural, turista y científico. 

Además, de la iniciativa anterior, se podrían realizar diversas actividades para divulgar y promocionar la lengua española, como por ejemplo:  organizar talleres de enseñanza para personas extranjeras; establecer proyectos de investigación para estudiar la lengua española y su uso en el extranjero; realizar programas de intercambio de estudiantes entre países hispanohablantes; organizar concursos y dar premios literarios; realizar concursos de poesía para difundir la literatura en español; crear un museo de la lengua para mostrar el uso de la lengua española a lo largo de la historia; realizar intercambios académicos entre universidades hispanohablantes; realizar una competición de oratoria; crear una plataforma digital de contenidos para promover el uso de la lengua española; crear una red de voluntariado para promover el uso de la lengua española; realizar una campaña de concienciación para promover el uso de la lengua española; establecer una red de académicos y escritores para difundir el uso de la lengua española, etc.

Por último, comentar que el polifacético Guy Sorman (Francia, 1944), en uno de sus últimos artículos escritos recientemente, relata que en su época los alumnos podían elegir la lengua en que querían ser educados, y él eligió el alemán, pero al pasar de los 40 años, se lamentaba de no haber estudiado en español por perjuicio porque solo lo hacían los inmigrantes y obreros. Lo aprendió tardíamente y declaró: “Es culpa de las autoridades españolas, políticas, económicas, culturales y académicas que no hacen nada por compartir con nosotros ni siquiera una parcela del oro español” (referido a la lengua).

En conclusión, se sabe que se destinan ingentes cantidades de dinero para difundir e imponer la lengua catalana en todos los ámbitos de la vida, sin tener en cuenta a más de la mitad de la población castellanoparlante, violentando unos derechos lingüísticos que les corresponden, según lo indica la Constitución Española. Con esta disputa continua de las lenguas, se  impide que el conocimiento de la lengua española siga avanzando en el mundo y como consecuencia poder desarrollarse mejor en la educación y en otros ámbitos  como: las ciencias, la investigación, la economía, los negocios, el turismo, la cultura, la tecnología, las relaciones internacionales, etc.

“Es imposible hacer una vida normal plena, las 24 horas, en gallego, o en vasco, o en catalán, ni siquiera haciendo un esfuerzo. Los jóvenes rechazan la imposición. Eligen libremente la lengua que más conviene en cada momento”, (Rafael del Moral, marzo 2023).

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks