Salvador Illa y Pere Aragonès | EFE

Un PSC cómplice del separatismo

Comenzar

Esta semana el Presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, confesaba ante las cámaras de TV3 los pactos con el Psc/Psoe en la llamada “mesa del diálogo”. Unos pactos que, aunque los intuíamos, no habían sido publicados.

Y así Aragonés, que necesita como el aire para respirar recuperar la confianza del separatismo, reconocía que el primer pacto de esa mesa había sido excluir al español de Cataluña. Confesaba, también, que el Gobierno de Sánchez reconocía el “conflicto” en Cataluña y abría una vía para que el separatismo consiga sus fines, separar a Cataluña de España y de Europa.

Un pacto execrable, sí, pero que no nos sorprende. Y va siendo hora que en España se conozca la verdadera relación entre el separatismo y el PSC. Son ya demasiados años asistiendo y luchando para destapar esa historia de amor entre ambos y su traición al constitucionalismo y a la democracia.

Porque nuestra memoria es frágil y en ello se escudan ambos. No hace mucho un socialista me aconsejaba que, como la memoria de los ciudadanos es muy corta, los mensajes para unas futuras elecciones deben hacerse lo más próximo a ellas. Según él, los votantes no entienden lo que votan, no recuerdan el pasado más cercano y es más fácil “dirigir” su voto.  Por suerte y con orgullo puedo decir que en Ciudadanos jamás se actúa así, no se trata al votante de estúpido, se le trata como lo que es, un ciudadano libre, crítico e inteligente que medita su voto, un voto que decide el futuro de un país.

Y si reflexionamos sobre qué ha hecho el socialismo en España – ojo, también los conservadores- veremos que ese consejo es su guía espiritual. No en vano, Sánchez en campaña prometió todo aquello que los ciudadanos querían escuchar para hacer, una vez en Moncloa, todo lo contrario. Y Salvador Illa, que no vamos a olvidar como apareció en las elecciones catalanas a modo de Mesías salvador, lo que deseaba realmente era acceder al poder y encamarse, de nuevo, con ERC. Seguir siendo la muleta cómplice del separatismo.

El socialismo en Cataluña ha dado siempre aire al separatismo. Presa de sus múltiples complejos entre ellos el de que les señalen como “poco catalanes”, ha cortejado al separatismo desde siempre. De su seno han salido personajes que son ahora líderes del separatismo, y esto no es casualidad. Comparten techo y lecho.

Pero más allá de lo que podéis pensar que son percepciones personales, os voy a mostrar una serie de hechos indubitados, que demuestran que el PSC no sólo es cómplice del separatismo, sino que es un partido nacionalista catalán

Hechos:

1 – Pactaron un gobierno, el tripartito, con ERC cediéndoles el control de los medios de comunicación y educación, entre otros. Ayudaron al separatismo a ejecutar su hoja de ruta para implantar la ideología separatista y alentar la hispanofobia

2 – Acudieron a las manifestaciones contra la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba 14 artículos del nuevo Estatut por inconstitucionales

3- Se borraron de casi todas las manifestaciones contra el golpe del 17

4 – Se borran de todas las celebraciones del 12 de octubre, pero acuden a homenajes a Companys, un golpista que mandó fusilar a miles de catalanes.

5 – Han votado siempre en contra de partidas presupuestarias para incluir el español en las escuelas catalanas.

6 – Aprueban subvenciones a Plataforma por la Lengua, la entidad separatista que espía a los niños en los patios de los colegios, que señala a comercios que usan el español y que realiza campañas de acoso a ciudadanos.

7 – Apoya la expulsión de la Policia Nacional de su comisaria en Barcelona y de la Guardia Civil

8 – Ha permitido los cortes de Meridiana por los CDR durante más de dos años y se negaron a personarse como acusación ante los destrozos provocados en Barcelona por los violentos tras la sentencia de condena de los golpistas.

9 – Se negaron a apoyar la investidura de Inés Arrimadas, pero corren a salvar a Aragonés de su crisis con Junts.

10- La mayoría de Ayuntamientos gobernados por el PSC vulneran la neutralidad de las instituciones con esteladas y lazos amarillos en los balcones de sus ayuntamientos.

11 – Gobiernan con el separatismo en más de 50 localidades. Con ERC, con Junts e incluso con la CUP.

12 – Gobiernan con Junts en la Diputación de Barcelona y votaron a favor de colocar a la mujer del fugado Puigdemont con un sueldo de 6.000 € al mes.

13 – Tras la sentencia de inhabilitación de Torra, gracias a la denuncia de Ciutadans, votaron a favor de no acatarla y mantener a Torra como diputado en el Parlament.

14 – Votaron contra la moción de Ciutadans de rechazar los indultos a los golpistas

15 – Han pactado un Ley que excluye al español de las aulas catalanas y que sirve de muleta para evitar el cumplimiento de la sentencia del 25%

16 – Indultaron a los golpistas

Y podría seguir hasta el infinito, pero este artículo se convertiría en una enciclopedia por volúmenes.

La realidad es que PSC está siempre en el lado oscuro de esta historia, en el del separatismo. Que para justificar su traición a la democracia, señala a los que destapan al separatismo como “agitadores” o “provocadores”, que es como señalar a la víctima frente al agresor. Que debemos ya quitarnos la venda de los ojos y no dejarnos engañar por palabras de significado positivo como “normalizar” “tranquilizar” “recuperar” que esconden lo más perverso de esta historia: una traición a la democracia.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks