Cuando ser comunista es equiparable con ser falangista

8 minutos de lectura

Tengo el claro recuerdo de hace unos días cuando estaba tomando una cerveza con alguien del este de Europa y mirando mi instagram salió un libro de Lenin que me leí en el año 2014 o 2015. Y se quedó ¿Cómo que tienes esto? ¡Este Señor no es bueno! Esta persona, que no es sospechosa de ser de derechas, estaba sorprendida. Y claro yo que ni me acordaba de eso respondí que era un libro que me leí y que en España el comunismo está socialmente muy aceptado. 

De hecho durante la juventud de muchos, nunca vimos con malos ojos la URSS o todo el tema soviético. En España nos ponen la foto con la bandera comunista de Berlín y he escuchado mucho que gracias a Stalin Europa está libre del Nazismo. La cuestión es que sí, el oeste de Europa fue libre y demócrata y la UE se creó ya que precisamente fue el área que UK y Estados Unidos liberó. Pero la parte que la URSS “liberó” no fue libre hasta los 90. Y eso en la izquierda Española no se acepta. Y muchos no lo quieren entender. Porque prefieren quedarse encasillados en sus casas sin ver la perspectiva de los que lo han vivido. 

Lo digo de primera mano. A mi me vendieron la moto y como joven que en ese momento estaba hasta las narices del sistema me comí con patatas algunas de esas teorías que hacían romanticismo a la URSS como forma de vida. Y era idiota, porque como persona que siempre protestaba y era inconforme, en Moscú me hubieran metido en una cárcel. Pero no lo sabía. Y tampoco me culpo de mala persona. Más bien era ingenio. O inocencia.  

En todo caso, venir al Este te cambia la perspectiva porque ves una realidad que en España nunca se contó como se debería. De hecho, cuando estudiamos nos dicen la parte que la URSS ganó a los Nazis pero no nos acaban de contar cómo se debería que hizo la URSS en Polonia, en la RDA o en Rumanía entre otros. Cualquiera que sepa de primera mano de los crímenes del comunismo no se hace comunista. O al menos no lo es de forma simplista sin replantearse cosas. Y el problema es que si dices eso en España te dicen que eres de derechas. Y es como, “¡la madre que os parió a todos!”. 

Me he dado cuenta que buena parte de la izquierda en España no quiere entender las otras perspectivas. No quiere ver como la URSS hizo barbaridades en Ucrania y es por eso que no pueden ver a los comunistas. O no quiere entender que el Comunismo fue una dictadura que metía a la cárcel a opositores y los países con este sistema tenían una clase dominante que dictaba y un pueblo oprimido que no podía pensar más allá de los límites establecidos. De hecho no quieren hacerlo porque esto significa reconocer, y lo digo de primera mano, que la alternativa al capitalismo no es precisamente el modelo Comunista. Cuando conoces países exsoviéticos descubres que ser Comunista en sitios donde hubo dictaduras comunistas es como ser falangista en España. Y claro. La realidad duele. 

Aunque no acabo de entender esta “no aceptación de la realidad”. Si personas que han vivido dictaduras comunistas te cuentan que sus familiares tuvieron que escapar porque sinó les meten en la cárcel por protestar contra el Régimen, ¿de verdad seguirías siendo comunista?

¿Si vieras con tus propios ojos personas que te cuentan con lástima su vida durante el comunismo y lo contentos que están ahora de ser la UE y tener libertad seguirías siendo comunista?

¿Si vieras con tus propios ojos personas que han estado en la cárcel y torturadas por un Régimen como el de Belarús que aún mantienen la KGB seguirías siendo comunista?

La respuesta es que no. Porque si realmente creéis en los valores humanos, no podéis haceros, al menos, prosoviéticos. Y bueno. Ahora saldrá el típico a decir que esto es propaganda yankee. A los que decís eso, a ver como os sabría que alguien os diga: No, lo de la dictadura en España es propaganda, no es cierto lo del Franquismo. ¿Os sabría mal no? Pues lo mismo. No canceles la realidad porque no es la que tú quieres.

Y evidentemente se puede ser de izquierdas sin blanquear las dictaduras que ha traido el Comunismo al este de Europa y al mundo. Pero en España parece que no quieren. Un ejemplo es que hace un par de años, después de unas elecciones manipuladas en Belarús, el Partido Comunista de España, con ministerios recientemente en el Gobierno, se ponía de perfil y apoyaba a Lukashenka. Un dictador que tortura y mete en la cárcel a los opositores. Esto es una barbaridad queráis o no. Y si no lo queréis aceptar allí vosotros con vuestra falta de ética y espero que estéis contentos apoyando torturas y presos. Y no me vengáis con propaganda Yankee de nuevo. He visto los ojos de mucha gente que ha sufrido para que el típico miserable diga que es por culpa de Biden.

Así que este artículo lo veía muy necesario. En España no hay la perspectiva del Este de Europa. Y eso es muy problemático ya que cuando conoces los que sufrieron dictaduras del este y te cuentan sus vidas y muchas veces sus emociones pues se te pasan las ganas de sentirte rebelde siendo comunista. Y termino. El PSOE de Sánchez no es Comunista. Es de izquierdas pero no es comunismo. Es muy importante no hacer como aquellos que dicen “facha” a todos. La izquierda no es Comunismo al igual que la derecha no es fascismo. 

Seamos rigurosos ya que la libertad que tanto queremos y muchos no aprecian lo suficiente está en juego.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks