La ejecutiva de Ciudadanos, fiel a las órdenes de la calle Génova (Parte 5)

22 minutos de lectura

A nadie le pasa desapercibido la situación paupérrima del partido Ciudadanos, mi partido. Llevo meses sin escribir aquí, concretamente desde el 8 de marzo, por haber sido el candidato a la alcaldía de Colmenar Viejo. Los resultados han sido catastróficos en mi municipio y en el resto de España, salvo algún municipio pequeño. Pero hoy voy a contar lo que antes no me atrevía a decir por miedo a haber sido “depurado”, y voy a añadir lo vivido durante esta campaña electoral del 28M porque para mí ha sido relevante, asqueroso e indigno. No voy a continuar con la boca cerrada por que las direcciones del partido nos lo han quitado todo, hasta el miedo.

Muchos nos preguntamos por qué las acciones de muchos cargos públicos de Cs y de la dirección del partido llevan 6 años haciendo exactamente lo que más le conviene al Partido Popular. Como en el caso del CDS es cuestión de tiempo que se destape la verdad, pero entonces ya será tarde y a nadie le interesará. Analizaremos punto por punto las acciones.

Pincha aquí para ver la Primera parte de este artículo.

Pincha aquí para ver la Segunda parte de este artículo.

Pincha aquí para ver la Tercera parte de este artículo.

Pincha aquí para ver la Cuarta parte de este artículo.

Termina la refundación y comienza la precampaña del 28M

Patricia Guasp en la precampaña con el lema de Por los tuyos.

Hasta el día 30 de enero tuvimos que esperar para que comenzase el proceso de primarias para grandes ciudades y comunidades autónomas. Tampoco se había proclamado casi ningún candidato municipal en muchas de esas comunidades autónomas, salvo alguno en Cataluña o Andalucía. En la Comunidad de Madrid había concejales que aspiraban a ser de nuevo candidatos, pero en otros sitios no había nada, ni tan siquiera un portavoz o un coordinador para poder reunirse con las asociaciones y clubes del municipio. Las elecciones seguían siendo el día 28 de mayo, y a menos de 4 meses de los comicios, no había candidatos proclamados en casi ningún sitio.

También era el caso de Colmenar Viejo, donde yo alcé la voz en el mes de septiembre de 2022 para que se eligiese cuanto antes a un candidato. En Colmenar dejamos de tener concejales en marzo de 2021 por transfuguismo. Después de las elecciones de 2021 en las que nos quedamos sin representación en la Asamblea de Madrid la anterior junta directiva pedía instrucciones por conducto reglamentario, pero no había respuesta. Había una junta directiva pero no había portavoz, no se podían tomar decisiones ni tampoco se podían publicar tweets referentes a lo que sucedía en Colmenar Viejo. Y así continuamos sin voz, sin reuniones, sin nada, hasta el último día del mes de febrero.

Primarias, el problema de los avales.

Según nuestros nuevos estatutos, cualquier candidato debe recoger un mínimo del 15% de avales del censo de afiliados para poder optar a ser candidato en primarias. Pero esta nueva norma es brutalmente absurda. Sólo recuerdo que se consiguiesen los avales en la ciudad de Barcelona, donde incluso hubo primarias. En la Comunidad de Madrid y en la ciudad de Madrid, ningún candidato consiguió llegar ese absurdo 15%. Aruca Gómez, bastante conocida por los afiliados madrileños, tenía que conseguir más de 200 avales y se quedó a falta de 7. La archiconocida Begoña Villacís tenía que conseguir algo más de 120 y se quedó a falta de 4 avales. Con estos datos el partido podría haber dejado desiertos de candidatos estos territorios con los estatutos en la mano, y eso demuestra lo absurdo y estúpido de pedir un bestial 15% de avales.

Al final el partido optó por proclamar a los candidatos que hubiesen tenido más avales. En el caso de la Comunidad de Madrid y de Madrid ciudad, la diferencia de avales conseguidos era muy grande y no hubo voces discordantes. Finalmente eso sucedió el 9 de febrero, a falta de 108 días. Con solo 108 días, Aruca Gómez tenía que crear una estructura y ponerla a funcionar, después de 2 años sin tener portavoz o estructura autonómica. 2 años sin reuniones, sin eventos y sin postulados. Esa era la enorme losa que tuvo que levantar la más avalada para la Comunidad de Madrid.

En el caso de Villacís, todo era distinto. Nadie, en ninguna quiniela hubiese apostado por otro competidor distinto a la vicealcaldesa. Ella estaba en el gobierno, tenía equipo, presupuesto y medios de comunicación.

28 de febrero, por fin se eligen a muchos de los candidatos para las alcaldías.

Esa fue la fecha en la que la mayoría, como yo, ya pudimos mandar a los medios de comunicación nuestras identidades para que el electorado fuese conociéndonos, si es que nos llegaron a conocer. Exactamente 89 días. Para muchos era más que suficiente, porque llevaban 4 años en el gobierno como alcaldes o vicealcaldes. Tenían estructura, personal, presupuesto, contacto con los medios de comunicación y habían tenido tiempo para hacer un borrador del programa o de la lista. Otros muchos no estaban en el gobierno pero llevaban 4 años u 8 de concejales y también tenían bastante estructura, personal, presupuesto. Y también habían tenido tiempo para hacer reuniones con clubes, asociaciones y otras organizaciones.

El caso de Colmenar Viejo.

Pero ese no fue el caso de Colmenar Viejo. Yo pedí en septiembre proclamar a un candidato cuanto antes por que desde marzo de 2021, no se había hecho nada, y se necesitaba tiempo para poder hacer reuniones, hacer estructura, hacer equipo, empezar a enviar postulados a la prensa, para hacer ese trabajo que se tenía que hacer en 4 años. También lo pedí en octubre y en noviembre. En diciembre me dijeron que tenía que esperar a la refundación. Y después de la refundación, que tenía que esperar a que hubiese un candidato en la CAM. El caso es que por culpa de los tiempos de otros, en Colmenar Viejo se perdieron 165 días muy valiosos para poder trabajar y sólo nos dejaron 89.

En este partido, desde 2014, siempre se hace todo bastante tarde. Por que los que tienen que decidir están a sus cosas y les importa poco lo de los demás. Pero en el caso de las municipales y autonómicas de 2023, se pasaron 5 pueblos. ¿Cómo demonios querían que levantásemos las enormes losas de mala gestión y de no representación que teníamos en tan poco tiempo? Si la decisión de las fechas, la hubiese tomado el Partido Popular, no hubiesen sido muy distintas.

Problemas con los presupuestos.

La ley electoral establece un límite de 0’11 € por persona censada en la circunscripción como techo de gasto de cualquier campaña electoral. Los presupuestos de Cs se quedaron muy por debajo de esta cifra. Había bastante secretismo con los presupuestos de cada una de las candidaturas. Pero al final nos fuimos enterando de bastantes cosas. El presupuesto para la campaña de la comunidad de madrid con 6.825.005 habitantes, era inferior al que manejaba Begoña Villacís para 3.339.931 habitantes empadronados. Y de ese presupuesto que tenía Aruca Gómez, había que repartir para las campañas electorales del resto de los municipios. Esto es algo tremendamente injusto.

Aún así Aruca Gómez repartió el dinero para que los demás candidatos tuviésemos un presupuesto con algo de dignidad. Si ella no hubiese querido, no habría sido así. Y no solo nos dió dinero. Nos dio mucho más.

Sinceramente, viendo lo que ha hecho el Partido Popular y el Partido Socialista, no entiendo como les puede llegar con 0’11€ por habitante para hacer tanto. El despliegue fue brutal. Esto tendrá que analizarlo el Tribunal de Cuentas por que yo no tengo sus cuentas para poder analizarlas. Pero ya digo que ni con el máximo podría yo hacer la mitad de lo que han hecho.

Problemas con el mailing.

La sociedad actual está llena de personas que no ven mucho la tele, no se informan mucho, no buscan en los medios de comunicación información sobre candidatos, no leen los programas electorales, ni se informan de que partidos van a las elecciones. Para evitar el desconocimiento absoluto sobre tu campaña, los partidos utilizan el mailing. Envían una carta postal a todo el censo electoral o a parte de ese censo para darse a conocer y enviarles la papeleta. Ya desde el principio nos dijeron que no habŕia dinero para enviar la papeleta a todo el censo electoral. Las negociaciones con empresas de mailing estaban centralizadas por el partido, intentando conseguir el mejor precio. Pero estas negociaciones se estaban dilatando mucho.

Supimos el precio final, a falta de muy pocos días, nos informaron de que Begoña Villacís había renunciado al Mailing, y por lo tanto el precio había subido para los demás. Y por si fuese poco, no podíamos elegir las calles donde nos interesaba más hacer este mailing. Solo podíamos elegir el código postal. En Colmenar Viejo solo hay uno para 33.000 electores. En este caso el mailing sería aleatorio. Ya no había tiempo para hacerlo bien, ni para hablar con otras empresas. Se había perdido el tiempo por parte de la persona que llevaba esta responsabilidad a nivel nacional y nos dejaron sin opciones. En Colmenar Viejo tampoco hubo mailing para mi desgracia. Si se hubiese gestionado peor nos hubiésemos buscado la vida antes, pero supieron tenernos enganchados y convencidos el tiempo justo para no poder reaccionar y quedarnos sin opciones.

Si hoy me dijesen que quien se encargaba de esto (no sé quién es) se ha transfugado al PP, me lo creería al 100%, por que su gestión nos perjudicó y benefició al partido que nos quiere matar.

Problemas con los carteles.

Los presupuestos estaban estrangulados y se intentaba conseguir el máximo impacto con cada céntimo. Teníamos que seguir una uniformidad y teníamos que esperar al formato elegido por el aparato del partido para nuestros carteles. El formato elegido era bonito, pero para redes sociales, pero ilegible para poner en la calle. Sin embargo era el formato elegido por el aparato del partido y eran lentejas. A mi el lema de liberate, no me decía nada. Yo quería poner Hospital en Colmenar, ya que era nuestra gran bandera, y es nuestra gran reivindicación, pero no se podía cambiar.

La fecha para decirnos cuál era el cartel que no nos gustaba y que era ilegible, parecía elegida por el mismísimo Partido Popular. A 3 días del inicio de campaña. No había ningún tiempo de reacción. A mi me hubiese gustado tener tiempo para hacer un cartel Dim A3 en condiciones, pero no tenía ese tiempo, no nos dejaban el que se había elegido para poder hacer las modificaciones que nosotros quisiéramos. Nos dijeron, ” o esto o te lo curras tu desde 0 y te lo pagas tu“.

Al final hubo muchos que no estaban contentos y se tragó con que se pagaban carteles distintos, pero había que hacer un diseño desde 0 en 3 días con tus recursos. Yo no tenía equipo para poder hacer eso. Podría haber modificado el original para que fuese más legible y pusiese lo del Hospital, pero hacerlo desde 0, ya no podía y tuve que tragar con lo elegido desde nacional.

Problemas con las banderolas.

Las banderolas son otro gran recurso electoral. Son muy visibles y también son una demostración de fuerza. Pero cada banderola cuesta 80€ en total, materiales, impresión, montaje y desmontaje. Además tiene el problema de que no se puede montar y desmontar por personas sin ciertos materiales, por la altura. Si hay que retirar alguna banderola antes de tiempo, tiene un coste muy alto. Por estos costes, el partido optó por no utilizar banderolas.

La solución ingeniosa fue utilizar polipropilenos. Son mucho más baratos por que salen a unos 7€ y pico, y no a los 80€ de la banderola. Por otra parte requieren ingenio y tiempo. Además, como no, también llegaron tarde. A mi me dieron los míos el día siguiente a la pegada de carteles, pero los de la Comunidad de Madrid con Aruca Gómez, llegaron días más tarde. Yo tuve que colgar cada uno de los carteles que se pusieron en Colmenar Viejo con una escalera que me dejó Ángel López de Soto del Real. Dado que era el mismo diseño que los carteles, ilegible, la mayoría los colgué sin escalera para que estuviesen más cerca del receptor del mensaje.

La verdad, es que tuve la sensación de estar haciendo una chapuza. Ni el medio ni el diseño eran idóneos. Hay gente que me conoce que no me reconoció en los carteles, y la mayoría de las personas pensaron que Ciudadanos no se presentaba por que no reconocían el cartel como de Ciudadanos. Justo como más le interesaba a quienes nos quieren matar.

Problemas en las Juntas Electorales

Llevo desde las elecciones europeas de 2014 llevando la Junta Electoral de Zona de Colmenar Viejo en 2 elecciones europeas, 3 municipales, 4 autonómicas y 4 generales. Jamás había puesto tantas denuncias como en estas elecciones. De hecho he puesto más denuncias en estas elecciones que en todas las anteriores juntas. El Partido Popular se dedicó a saltarse la ley electoral, en concreto los artículos 50 y 53 de la LOREG, continuamente y de manera descarada. Incluso el periorico SoyDeColmenar me dedicó una portada diciendo que “El PP está violando la ley electoral en Colmenar”.

La justicia electoral tiene 2 problemas. El primero es que la ley es extremadamente laxa. Ayuso se saltó la ley en 2021 y solo obtuvo una multa de 960€. Irrisorio. Las multas van de los 100€ a los 3000€. Con lo cual, incluso en el peor de los casos, sale rentable pasarse por el forro estos 2 artículos de la LOREG. El segundo problema, es que las Juntas Electorales de Zona y la Junta Electoral Provincial no quieren tener el protagonismo en absoluto y solamente advierten a los que violan estas leyes, a veces les piden rectificación, otras no, y casi nunca multan. Con lo cual, violar la ley electoral, es muy rentable en términos económicos y electorales.

Como ya saben, mi partido no concurrirá en estas elecciones del 23J, y eso a mi y a muchos nos apena. Pero si que hay algo que me alegra, y es que no tendré que llevar la responsabilidad de la Junta Electoral de Zona en este ambiente tan hostil y asqueroso donde se espera que el PP y el PSOE violen mucho la ley y no haya junta con los “huevos suficientes” de multarles.

Continuará….


Diario de España no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores y columnistas. Diario de España se compromete a no modificar el texto original de los artículos cuya autoría sea externa a este medio. En cualquier caso, puede hacernos llegar sus peticiones modificación a redaccion@diariodeespana.es. Tras su solicitud, daremos parte al autor original para que proceda como corresponda.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Ex-candidato a la alcaldía de Colmenar Viejo por el Partido Ciudadanos Cs Portavoz de Cs en Colmenar Viejo.
Europeo, español, madrileño y colmenareño. Nacido en Madrid en 1980. Exmilitar de la Armada Española. He vivido en Madrid, Vigo (Pontevedra), Rota (Cadiz), Sydney (Australia) Electrónico e informático. Liberal y metalero.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks