Hallan ruidos en la búsqueda del submarino desaparecido cerca de los restos del Titanic

4 minutos de lectura

En la madrugada de este miércoles, la Guardia Costera de Estados Unidos informó que una aeronave ha detectado ruidos submarinos en el área de búsqueda del submarino Titán, el cual desapareció el domingo durante una inmersión para visitar los restos del famoso Titanic. La empresa OceanGate Expeditions, encargada del sumergible, notificó a las autoridades sobre la desaparición de la embarcación, que transportaba a cinco personas, incluyendo al piloto y cuatro pasajeros.

“Aeronaves canadienses han detectado ruidos submarinos en el área de búsqueda. Como resultado, el vehículo teledirigido (ROV), un robot submarino, ha sido reubicado en un intento de explorar el origen de los ruidos”, declaró un comunicado publicado en Twitter.

A pesar de que las búsquedas con el ROV no han arrojado resultados positivos hasta el momento, continúan en curso. Además, los datos recopilados por las aeronaves canadienses se han compartido con expertos de la Marina estadounidense para realizar un análisis más detallado, que será considerado en los planes de búsqueda futuros, según informó la Guardia Costera.

Este anuncio se produce poco después de que medios como CNN afirmaran que las autoridades habían detectado sonidos de golpes en intervalos de 30 minutos. El submarino desapareció el domingo a aproximadamente 700 kilómetros de la costa de Newfoundland, y hasta ahora no se tienen pistas sobre su paradero. Perdió contacto con la superficie menos de dos horas después de iniciar la inmersión, y los expertos estiman que el oxígeno a bordo podría durar hasta 96 horas en el mejor de los casos, lo que significa que los tripulantes solo tendrían alrededor de 30 horas restantes.

Además, nuevos detalles sobre el submarino desaparecido han comenzado a surgir. Uno de los más sorprendentes fue revelado por el periodista David Pogue, de la cadena estadounidense CBS, quien viajó en el sumergible desaparecido el año pasado para realizar un reportaje. En uno de los videos grabados por su equipo, se observa cómo el Titán es controlado con un mando de videojuegos Logitech (modelo F710), que tiene un valor aproximado de 35 euros en el mercado.

En las imágenes, el propio periodista muestra sorpresa cuando el CEO de la empresa, Stockton Rush, supuestamente presente en el submarino desaparecido, le muestra el controlador ligeramente modificado con palancas. Pogue también afirmó que algunas de las partes más importantes del submarino parecían improvisadas, y antes de embarcar, tuvo que firmar un documento en el que declaraba que el vehículo no había sido validado por ninguna autoridad reguladora y que “podría causar daños físicos, discapacidad, trauma emocional o incluso la muerte”.

Adicionalmente, se ha descubierto que el fabricante del submarino fue objeto de demandas en 2018 por parte de un exempleado relacionadas con la seguridad de la embarcación, según documentos judiciales consultados por CBS.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks