Ronda del paseo de Blas Infante | Concepción Amat Orta
Ronda del paseo de Blas Infante | Concepción Amat Orta

El legado de Blas Infante 87 años después de su fusilamiento

Tras 87 años de su fusilamiento, se recuerda el papel de Blas Infante como padre del andalucismo y promotor de la autonomía regional.

Comenzar

En un día marcado por el aniversario del nacimiento del icónico líder andaluz Blas Infante, la región rinde tributo a un hombre cuyo compromiso con la autonomía y los valores regionales perduran en la historia de España. Infante, cuyo nombre se asocia al himno andaluz y a la lucha por la identidad regional, sigue siendo un referente en el panorama político y cultural andaluz. A 87 años de su trágico fusilamiento, su legado perdura como un recordatorio de la defensa de las aspiraciones de Andalucía.

El ilustre notario nacido en Casares, Málaga, en 1885, Blas Infante, dejó una marca imborrable en la historia de Andalucía. Desde su posición como intelectual comprometido con los problemas sociales, Infante desarrolló un ideario andalucista plasmado en su influyente escrito “El Ideal Andaluz”. Sus esfuerzos culminaron en la creación del Centro Andaluz en Sevilla, donde diseñó símbolos icónicos de la autonomía, como la bandera blanca y verde y el escudo de Hércules. En 1919, redactó el influyente Manifiesto de Córdoba, un llamado a reconocer a Andalucía como una entidad con identidad y competencias propias.

La vida de Blas Infante no estuvo exenta de dificultades y desafíos políticos. Durante la dictadura de Primo de Rivera, optó por un exilio interior, mientras que la Segunda República lo vio regresar a Sevilla, liderando movimientos andalucistas en busca de un estatuto de autonomía. Sin embargo, la Guerra Civil Española tuvo un trágico desenlace para Infante, quien fue secuestrado y posteriormente fusilado el 11 de agosto de 1936. Su incansable lucha por la autonomía y su visión de una Andalucía solidaria y libre trascendieron su trágica muerte.

Hoy en día, el impacto de Blas Infante sigue vivo en el tejido político y social de Andalucía. Su trabajo incansable por la autonomía ha sido honrado a lo largo de los años, marcando hitos significativos en la historia regional. El Parlamento de Andalucía, en abril de 1983, le otorgó el título de “Padre de la Patria Andaluza”, un reconocimiento que también se reflejó en el Congreso de los Diputados en noviembre de 2002.

Más allá de su papel en la política, Blas Infante dejó un legado cultural y emocional arraigado en la identidad andaluza. Sus ideales de justicia social, autonomía y unidad resuenan en la sociedad moderna, manteniendo viva la llama del andalucismo. A medida que la región celebra el aniversario de su nacimiento, la figura de Blas Infante sigue siendo un faro de esperanza y un recordatorio de la importancia de defender los valores regionales en un mundo en constante cambio.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks