El PP y Vox aprueban en Valencia medidas fiscales que prometen un ahorro de 71 millones de euros

La oposición critica las rebajas fiscales por favorecer a las rentas más altas y no incluir a familias monoparentales.

3 minutos de lectura
La alcaldesa de Valencia, María José Catalá, en rueda de prensa

El Ayuntamiento de Valencia ha aprobado este martes una serie de ordenanzas fiscales que prometen un ahorro sustancial para los vecinos de la capital valenciana. La modificación de las ordenanzas, impulsada por el equipo de gobierno compuesto por el PP y Vox, ha sido apoyada por estas fuerzas políticas, y se espera que entre en vigor el 1 de enero de 2024.

Las enmiendas fiscales, que han generado un intenso debate, incluyen la reducción de un 20 % en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), un recorte del 50 % en la tasa de alcantarillado, una disminución del 8,5 % en el impuesto de circulación, y una disminución del 95 % en las plusvalías de herencias y transmisiones intervivos.

El portavoz del PP, Juan Carlos Caballero, destacó que estas medidas son un paso significativo para aliviar la carga fiscal de los valencianos. Según Caballero, “es una satisfacción cumplir con la palabra dada, con responsabilidad, compromiso y lealtad”. Además, señaló que durante los últimos ocho años, el gobierno anterior se negó sistemáticamente a reducir los impuestos, incluso en medio de crisis económicas y eventos como la pandemia de covid.

Los grupos de la oposición, Compromís y PSPV-PSOE, han expresado su descontento al considerar que estas rebajas fiscales benefician principalmente a las rentas más altas y excluyen a las familias monoparentales. Joan Ribó, portavoz de Compromís, argumentó que “los verdaderos beneficiarios de la reducción del IBI son los pluripropietarios que multiplicarán su ahorro. Tendrán para hacer un buen viaje o aumentar sus ahorros en paraísos fiscales, mientras que el resto, el 63 % de la población de València, se ahorrará poco más de 20 euros, unos cuantos almuerzos”.

Sandra Gómez, portavoz socialista, lamentó que la aprobación de este proyecto haya requerido un acuerdo con Vox y expresó su deseo de que se hubieran considerado alternativas. Según Gómez, el PSPV estaba dispuesto a cooperar en estas ordenanzas fiscales si se hubieran incluido bonificaciones para las familias monoparentales.

Por su parte, el portavoz de Vox, Juan Manuel Badenas, justificó el respaldo de su partido a estas reducciones fiscales al destacar que representan un cambio significativo respecto a las políticas anteriores. Según Badenas, “es una reducción de impuestos muy notable para los valencianos, frente a lo que se hizo en años anteriores”. También reprochó a Gómez que, durante su mandato, se opusiera a medidas similares.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks