Eva Parera se compromete a eliminar la Superilla del Poblenou

3 minutos de lectura

Eva Parera, candidata de Valents a la alcaldía de Barcelona, apuesta por una ciudad con un urbanismo responsable libre de cargas ideológicas y que sea consecuente con la tipología de barrio. Unas características que la superilla no cumple. En rueda de prensa en la calle Roc Boronat, la candidata de Valents se ha comprometido “a eliminar la Superilla del Poblenou” si el próximo 28 de mayo su formación es decisiva.

En el 2016, con el proyecto de Superilla del Poblenou como prueba piloto empezó todo el problema. El gobierno municipal de Ada Colau no fue nada democrático con los vecinos afectados, imponiendo el modelo superilla sí o sí, al más puro estilo comunista. Cuando este barrio estaba en pleno apogeo de crecimiento empresarial y de actividad económica.

Los vecinos promovieron una consulta sobre la Superilla del Poblenou, el proyecto fue rechazado por el 87,2% de los vecinos y solo apoyado por un 12,5% de los participantes, mientras un 0,2% votó en blanco. “A pesar que Colau siempre ha hecho bandera de la participación ciudadana, la superilla entró en funcionamiento con una decisión unilateral sin ser sometida a información pública e ignorando la opinión de los grupos municipales, vecinos y comercios”.

“Estamos de acuerdo que la ciudad debe ganar zonas verdes y peatonales al vehículo privado, pero con unos criterios que hagan compatibles la circulación, teniendo en cuenta a los vehículos de emergencias, furgonetas de carga y descarga. No puedes convertir las calles de Barcelona en un jardín botánico cuando luego no puedes regar por culpa de la sequía”.

Parera recuerda que, con esta superilla, “no es verdad que se haya mejorado nada, el tráfico se traslada a las calles colindantes y convierte este espacio en una zona aislada a la que muchos barceloneses no se acercan. Hace pocos días caminando por la tarde en las calles Badajoz, Pallars, Llacuna y Tánger, te das cuenta que la sensación de inseguridad es mayor porque no pasa casi nadie por la calle, debido a las restricciones del vehículo privado y la falta de comercios en la zona”.

En el programa de gobierno de Valents ya anunciamos que analizaremos los proyectos en curso sobre las Superillas que atenazan Barcelona y paralizaremos y revertiremos, en su caso, aquellos que desconfiguren la ciudad haciendo imposible y caótica su movilidad, que afecten al comercio y devalúen las propiedades.

Por último, Eva Parera ha insistido que “si quieren hacer un equilibrio entre la mejora de la movilidad y la lucha contra la contaminación, la mejor solución es mejorar el transporte público con la L9 terminada, más autobuses de alta capacidad y aparcamientos disuasorios en las entradas de Barcelona para mejorar”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks