Una fiesta «rave» en un pantano de Salamanca termina con siete denuncias

2 minutos de lectura

La Guardia Civil ha denunciado a siete personas que han participado en una fiesta «rave» junto al embalse de Santa Teresa, en la provincia de Salamanca, que habían llegado a la zona el domingo por la tarde y la abandonaron el lunes por la noche sin que se registraran incidentes.

Según ha informado este martes la Subdelegación del Gobierno en Salamanca, la Guardia Civil estableció un dispositivo el pasado domingo para controlar a un grupo de una veintena de personas que se habían instalado en cinco camiones y una furgoneta en el embalse de Santa Teresa, en el término de La Tala.

Todos ellos llevaban objetos que se utilizan en «fiestas del tipo ‘rave’, como altavoces o grupos electrógenos», según explica la Subdelegación del Gobierno.

La noche del domingo, utilizaron los equipos de sonido, «pero a bajo volumen», precisa esta misma fuente, y ya el lunes se denunció a siete miembros de este grupo de 20 personas por infracciones de montes, de aguas, de incendios y de sanidad animal.

Fue el lunes, a partir de las 17.30 horas, cuando el grupo comenzó a abandonar la zona del embalse de Santa Teresa, sin que quedara ni basura ni se produjeran incidentes, según la Subdelegación del Gobierno en Salamanca.

Esta actuación se produce después de la «rave» organizada en el desaparecido pueblo zamorano de Argusino el pasado puente festivo del 15 de agosto, donde la Guardia Civil interpuso 412 denuncias, 63 de ellas por conducción bajo los efectos de drogas, además de cinco detenciones.

Durante esta fiesta falleció una mujer suiza de 32 años por causas naturales, según las primeras pruebas practicadas ahora.

Deja una respuesta