El PSOE registra sus enmiendas a la ‘ley trans’, pero el debate interno continúa encendido

4 minutos de lectura

El grupo socialista registra este lunes en el Congreso sus enmiendas al proyecto de ley trans, pero el debate seguirá previsiblemente encendido ya que su propuesta para que un juez avale el cambio de sexo registral de los menores de 16 años no satisface a algunos colectivos feministas y ha enfadado al movimiento LGTBI.

Tras las diferencias con el Ministerio de Igualdad y con Unidas Podemos por ampliar los plazos para presentar enmiendas en la Cámara Baja, los socialistas pidieron una última semana para diseñar sus propuestas de cambio, que desvelan este lunes.

Fuentes del grupo avanzaron ya el viernes los principales ejes y, si no hay marcha atrás, proponen matizar el derecho a la autodeterminación de género en el caso de los menores y exigir autorización judicial para que los menores de 16 años y mayores de 12 cambien de sexo en el registro.

El proyecto que el Gobierno envió al Parlamento tras duras negociaciones en el seno del gabinete permite el cambio de sexo registral desde los 12 años, pero solo exige la intervención del juez entre los 12 y los 14 años. Entre los 14 y los 16 basta con que el menor esté asistido por padres o tutores y a partir de los 16 no fija requisitos.

En otra de sus propuestas de enmienda, el PSOE plantea además que un juez intervenga cuando una persona quiera revertir un cambio de sexo en el registro.

“El debate aún no se ha calmado”

Aunque la ministra de Igualdad, Irene Montero, subrayó que no admitiría más retrasos en la tramitación de la ley, ni recortes a los derechos acordados en el Ejecutivo, fuentes de su departamento evitaron comentar el viernes las propuestas socialistas y pidieron esperar al registro de las enmiendas.

Sí insistieron en la necesidad de un calendario ágil para que la ley está aprobada antes de fin de año.

Es el objetivo también del movimiento LGTBI, que sin embargo considera “inaceptables” las propuestas del PSOE, máxime cuando confiaban en que en la tramitación parlamentaria se diera más libertad a los menores para acudir al registro y cambiar de sexo.

En el lado opuesto, la Alianza contra el Borrado de las Mujeres, que agrupa a diversos movimientos feministas contrarios a la futura ley trans, estima que las enmiendas que plantea el PSOE son “insuficientes e inútiles” y no evitan la vulneración de derechos de las mujeres y los riesgos en que se pone a la infancia.

Aunque los socialistas han decidido presentar sus enmiendas mañana, el plazo no concluye formalmente hasta el miércoles, si no hay nuevas ampliaciones.

Es conocida ya no obstante la oposición frontal al texto del PP y Vox, que presentaron enmiendas a la totalidad del proyecto; y Más País ya ha presentados sus enmiendas parciales, en las que plantea, por ejemplo, castigar con penas de prisión las terapias de conversión, tratamientos que pretenden revertir la orientación sexual de personas del colectivo LGTBI.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks