La exministra María Antonia Trujillo afirma que Ceuta y Melilla «suponen una afrenta a la integridad territorial de Marruecos»

6 minutos de lectura

La exministra española María Antonia Trujillo afirmó en una conferencia en la ciudad marroquí de Tetuán que las ciudades españolas de Ceuta y Melilla «suponen una afrenta a la integridad territorial de Marruecos» y «son vestigios del pasado que interfieren» en sus relaciones con España. La exministra participa estos días en el congreso «Las relaciones entre Marruecos y España: ayer y hoy», organizado por la Universidad Abdelmalek Essaadi de Tetuán y que fue inaugurado ayer por el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, con quien Trujillo ostentó la cartera de Vivienda.

Durante la conferencia que dio ayer por la tarde en el congreso, recogida hoy por El Faro de Ceuta, la ministra afirmó que tanto las dos ciudades españolas enclavadas en el norte de Marruecos, como los islotes de soberanía española junto a las costas marroquíes, son una «afrenta a la integridad territorial de Marruecos». «Son vestigios del pasado que interfieren en la independencia económica y política de este país y en las buenas relaciones entre los dos países», dijo la exministra socialista.

Según el diario marroquí Rue20, que también se hace eco de sus palabras, la exministra afirmó asimismo que Ceuta y Melilla «durante más tiempo fueron árabes que cristianas» y que por eso «el recurso a la historia, al hecho histórico, debe hacerse con prudencia y en este caso concreto el argumento es debatible». Trujillo ocupó el cargo de consejera de Educación en la Embajada de España en Rabat hasta el pasado mayo, cuando fue cesada meses antes de que se cumpliera su mandato y después de que la Junta de Personal del funcionariado español en Marruecos pidiera su destitución en vista de las quejas por su gestión.

«Ante los efectos nocivos de unas fronteras no sanas, la respuesta política es el diálogo y no mirar hacia otro lado o el silencio... La reivindicación marroquí (sobre la soberanía de Ceuta y Melilla) está plenamente justificada, inscrita en su ideario nacional y es irrenunciable», recoge El Faro de Ceuta citando a la exministra, que continúa residiendo en el país magrebí. Y dijo, explica el diario ceutí, que «la solución» para las ciudades autónomas y los islotes españoles debe ser «política».

«El peso de los argumentos históricos y jurídicos, que los hay y son relevantes», en favor de la españolidad de estos territorios, añadió, «cede ante el devenir de los hechos que reclaman una respuesta política, ética, razonable y aceptable para ambos países mediante un diálogo abierto y sincero». Su intervención se produjo horas después de la inauguración del congreso por parte de Zapatero, quien en su alocución apoyó al actual presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su giro respecto al Sáhara Occidental alabando la propuesta de Marruecos de una autonomía bajo soberanía marroquí para este territorio en disputa.

El expresidente español se refirió al comienzo de su conferencia a la exministra Trujillo presente entre el público: «Es muy satisfactorio contar aquí con la presencia de María Antonia, que compartió tareas de gobierno y que además está tan feliz en Marruecos, que dice mucho«. No obstante, se desconoce si Zapatero estaba en la sala cuando Trujillo ha realizado estas polémicas afirmaciones.

Indignación en Ceuta

La reacción en las ciudades autónomas no ha tardado en llegar. En unas declaraciones ofrecidas a ‘El Faro de Ceuta’, el presidente del enclave español, Juan Vivas, ha calificado las reflexiones de la exministra como «impresentables».

«Considero una inaceptable deslealtad que alguien que ha sido ministra del Gobierno de la Nación haga unas declaraciones en contra de España. Demuestra un profundo desconocimiento de la historia y del derecho, así como una absoluta falta de respeto a los ceutíes y melillenses», ha aseverado al periódico local el presidente de la ciudad autónoma de Ceuta.

Incluso el PSOE de Ceuta ha mostrado su «rechazo» a las manifestaciones realizadas por la exministra Trujillo y ha apuntado que la españolidad de Ceuta «no admite discusión». El PSOE, en un comunicado, ha mostrado su «total rechazo» a las opiniones personales, «las cuales no compartimos y rechazamos en su totalidad por la sencilla razón que en el PSOE de Ceuta la españolidad de Ceuta no admite discusión», según ha declarado el secretario general de los socialistas ceutíes, Juan Gutiérrez.

Deja una respuesta