La última de las cuatro jornadas de huelga convocadas en Ryanair causa 310 retrasos, aunque sin ningún vuelo cancelado

3 minutos de lectura

La última de las cuatro jornadas de huelga a las que están convocados esta semana los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair en España por los sindicatos USO y Sitcpla ha causado este jueves 310 retrasos y, por segundo día consecutivo, ningún vuelo cancelado.

Según ha informado USO con datos hasta las 19:00 horas, los retrasos han afectado en mayor medida a Palma de Mallorca, con 86 vuelos de salida o llegada demorados; seguida por Barcelona, con 55 vuelos retrasados; Madrid, con 44 retrasos; y Málaga, que ha registrado 34.

En el aeropuerto de Alicante se han registrado 23 retrasos, seguido de Ibiza, con 19; Valencia, con 15; Girona, con 14 retrasos; Sevilla, con 11; y Santiago de Compostela, que acumula 9 retrasos.

Según ha explicado la secretaria general de USO en Ryanair, Lidia Arasanz, el hecho de que hasta ahora no se haya registrado ninguna cancelación no significa que en lo que queda de día no se produzca alguna, ya que cualquiera de los vuelos retrasados «puede terminar siendo cancelado».

En este sentido, denuncia nuevamente las prácticas de «esquirolaje» realizadas por Ryanair, operando vuelos con tripulaciones extranjeras para transmitir la sensación de que la huelga «no está siendo secundada».

Sin embargo, Arasanz asegura que están «muy contentos» con el seguimiento de la huelga, que ha provocado el despido de 18 trabajadores entre las tres convocatorias realizadas durante este verano, así como la apertura de expedientes sancionadores a más de 150 empleados de la aerolínea irlandesa.

Los paros afectan a las diez bases españolas en las que opera Ryanair (Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia, Barcelona, Girona, Santiago de Compostela, Ibiza y Palma de Mallorca).

Tras las huelgas de junio y julio, USO y Sitcpla mantienen los paros semanales, de lunes a jueves, hasta el 7 de enero de 2023, en demanda de un convenio colectivo firmado bajo la legislación española, después de que la empresa cerrara con CCOO un acuerdo sobre salarios, «rosters» (cuatro días en activo seguidos de tres libres) y complementos de los tripulantes de cabina españoles.

Para los sindicatos convocantes, que son los mayoritarios, el acuerdo suscrito entre CCOO y Ryanair no tiene carácter vinculante, puesto que se ha firmado con un sindicato «no representativo».

Deja una respuesta