El BCE anuncia una subida del 0,75% de sus tipos de interés para frenar la escalada de la inflación

4 minutos de lectura

El Banco Central Europeo ha anunciado este jueves una subida del 0,75% de sus tipos de interés para frenar la escalada de la inflación, que en agosto llegó al 9,1% en la zona del euro, nuevo máximo histórico.

El Consejo de Gobierno ha tomado esta decisión y espera aumentar más alas tasas de interés, porque la inflación sigue siendo demasiado alta, y es probable que se mantenga por encime del objetivo durante un período prolongado.

Además, se trata de la primera vez en la historia del BCE que se acomete una subida tan abultada del precio del dinero. La última vez que se aplicó un incremento similar fue en 1999, como parte del proceso de transición hacia la adopción del euro.

La autoridad monetaria ha explicado que se adopta la decisión y que se prevé seguir subido los tipos «porque la inflación sigue demasiado alta y probablemente esté por encima del objetivo por un periodo extendido».

Debido a que el precio del dinero ha abandonado las tasas negativas, la autoridad monetaria europea, ha explicado que abandona el sistema de remuneración doble para el exceso de reservas que venía aplicando hasta ahora a las reservas de los bancos.

Además, el Banco Central Europeo ha recordado que en todo caso, se seguirán reinvirtiendo los principales de la deuda vencida que haya sido comprada al amparo del programa de compras contra la pandemia (PEPP, por sus siglas en inglés) hasta finales de 2024. De su lado, las compras del programa de activos públicos, se mantendrá durante un periodo de tiempo «extendido» desde que el BCE comenzó a subir los tipos en el mes de julio.

El organismo ha subrayado que los vencimientos del PEPP se están reinvirtiendo de forma «flexible» para contrarrestar los riesgos del mecanismo de transmisión de política monetaria en relación a la pandemia.

Por otro lado, el producto interior Bruto (PIB) de la zona euro registró un incremento intertrimestral del 0,8% en el segundo trimestre de 202, una décima más que en los tres meses anteriores, de acuerdo a los últimos datos publicados por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria.

Los precios registrados en el mes de julio, supone una inflación del 8,9% tres décimas más que en el mes anterior, debido al incremento de los precios de la energía y de los alimentos, marcando su máxima desde que hay registros históricos.

Asimismo, la tasa interanual de inflación subyacente de los países que han adoptado el euro como moneda común, que es el resultado de excluir el cálculo la evolución de los precios de la energía, los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, se elevó en tres décimas, hasta el 4%.

Deja una respuesta