Consiguen convertir patrones visuales en señales neuronales para lograr una visión artificial útil para ciegos

4 minutos de lectura
Instalaciones de Zendal, empresa de investigación farmaceutica en O Porriño donde están desaroyando la vacuna para la tuberculosis que ha alcanzado la fase 3 de la investigación. Óscar Corral 21/12/21

Un proyecto dirigido por el catedrático de Biología Celular de la Universidad Miguel Hernández (UMH) Eduardo Fernández Jover ha conseguido convertir patrones visuales en señales neuronales para lograr una visión artificial útil para ciegos.

En un comunicado, la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) ha indicado que esta investigación, en la que han participado miembros de esta universidad, ha logrado realizar el primer implante cerebral capaz de inducir la percepción de formas y letras.

Este proyecto, que ha dado como resultado los primeros implantes cerebrales intracorticales ensayados con ciegos, ha sido dirigida por Fernández Jover, quien también ha dirigido la tesis de Manuel Lozano, junto a los investigadores en Arquitectura de Computadores de la UPCT José Manuel Ferrández y Javier Garrigós.

El proyecto, financiado por la Generalitat Valenciana, el Instituto de Salud Carlos III, el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Comisión Europea, consiste en una retina artificial que codifica patrones visuales a partir de las imágenes captadas por unas gafas con cámara.

Estos patrones son enviados como señales neuronales al cerebro a través de una prótesis implantada en el córtex visual, generando en ciegos percepciones visuales de utilidad, como formas y letras.

Ensayos clínicos con dos personas ciegas voluntarias están validando la neuroprótesis visual integral Neurolight, pionera en el mundo y en cuyo desarrollo ha participado el nuevo doctor por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) Antonio Manuel Lozano Ortega.

“El objetivo es ayudar mediante implantes cerebrales a que personas ciegas recobren, aunque sea parcialmente, su visión funcional”, explica este ingeniero industrial formado en la UPCT y que, nada más completar su tesis en la Politécnica, se ha incorporado al Instituto de Neurociencias de Holanda.

“Para entrenar la retina artificial mediante técnicas de inteligencia artificial y aprendizaje profundo imitamos las respuestas neuronales de las retinas biológicas de ratones a quienes se les mostraron imágenes de patrones de luz e imágenes naturales”, ha explicado Lozano en referencia a un estudio que fue publicado por la revista ‘International Journal of Neural Systems’.

El resultado es que la retina artificial es capaz de predecir el nivel de activación de neuronas ganglionares de una retina biológica al percibir imágenes. “Transformamos ese nivel de activación neuronal en parámetros de estimulación eléctrica para el electrodo implantado en el cerebro”, ha añadido el joven investigador.

La primera persona ciega con la que se realizaron los ensayos clínicos fue capaz de ver puntos de luz y percibir formas y letras, lo que, para Lozano, es un comienzo «muy prometedor» e ilusionante.

El investigador de la UPCT ha desvelado que continuará trabajando en el desarrollo de neurotecnología con aplicaciones clínicas desde el grupo de investigación en Holanda que dirige Pieter Roelfsema y en colaboración con la UPCT y la UMH. “Es un sueño estar aquí”, ha concluido.

Deja una respuesta