La Policía Nacional libera a una mujer que llevaba varios días retenida por su pareja en un pueblo de Cuenca

3 minutos de lectura

La Policía Nacional ha liberado a una mujer que llevaba varios días retenida por su pareja en un pueblo de Cuenca y que la había sometido a torturas y actos sexuales especialmente violentos y degradantes por el hombre, que ha sido detenido y enviado a prisión.

Según informa este lunes la Dirección General de la Policía, la víctima llevaba días sometida a torturas y actos sexuales violentos en los que el autor llegó a utilizar instrumentos peligrosos que le causaron lesiones graves.

La investigación se inició inmediatamente después de que el hermano de la víctima facilitara, desde Rumanía, unas imágenes extraídas de una videollamada en la que se observaban las lesiones.

El pasado 25 de octubre se recibió una comunicación urgente de la Embajada de España en Rumanía en la que alertaba de la situación en la que se podría encontrar una mujer en España, ya que un ciudadano rumano había solicitado ayuda urgente tras recibir una videollamada de su hermana, que se encontraba retenida por su pareja sentimental en España.

El hermano de la víctima facilitó unas imágenes en las que la mujer presentaba el rostro desfigurado tras haber recibido numerosos golpes.

Tras las primeras investigaciones urgentes se logró identificar a la víctima y al presunto autor, así como la localidad donde estaban ocurriendo los hechos, un municipio de la provincia de Cuenca al que se desplazaron varios agentes que consiguieron localizar la vivienda.

Junto a la casa había una caseta de ladrillos en la que observaron que se encontraba la víctima encerrada bajo llave y en unas condiciones precarias e insalubres.

Ante la situación de la mujer, los investigadores accedieron al interior tras romper el cristal de una pequeña ventana a través de la que liberaron a la víctima, a quien tuvieron que trasladar de manera urgente a un hospital por la gravedad de las lesiones, que incluso la impedían caminar y que la hicieron perder la consciencia en varias ocasiones.

Durante el trayecto al hospital, los agentes comprobaron que la víctima no habla prácticamente nada de castellano y que únicamente repetía una palabra, el apellido del presunto autor.

La Policía logró averiguar que el maltratador se encontraba en una explotación agrícola, donde fue arrestado como presunto autor de los delitos de agresión sexual agravada, detención ilegal, lesiones agravadas y malos tratos en el ámbito familiar. Tras ser puesto a disposición de la autoridad judicial, se decretó su ingreso en prisión preventiva.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks