La Policía Nacional detiene en Alicante a un hombre por vender pastillas a un menor que entró en coma

3 minutos de lectura

Agentes de la Policía Nacional han logrado detener a un hombre de 26 años, señalado como responsable de los delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y delito contra la salud pública. La detención se produjo después de que un adolescente de 17 años, a quien se le había vendido supuestamente pastillas de éxtasis, cayera en coma y actualmente se encuentra en estado crítico en el Hospital General Doctor Balmis de la ciudad.

La investigación comenzó a raíz del ingreso del joven en el centro médico tras consumir éxtasis, hecho que alertó a los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO). Preocupados por la posible existencia de más víctimas debido al consumo de estas sustancias tóxicas, los agentes iniciaron una ardua operación para dar con el responsable de la distribución de estas drogas.

Después de minuciosas pesquisas, los investigadores lograron identificar al presunto suministrador, un individuo de 26 años con un historial de antecedentes relacionados con el tráfico de drogas. Con esta información, solicitaron al Juzgado de Instrucción de guardia de Alicante una orden de entrada y registro en la vivienda del sospechoso.

En el registro domiciliario, los agentes se incautaron de una considerable cantidad de drogas, incluyendo 111 pastillas de éxtasis, 48 gramos de metanfetaminas (MDMA), 92 dosis de LSD y 57 gramos de hachís. Además, se hallaron varias armas, entre ellas una pistola de calibre nueve milímetros con munición, un revólver de perdigones y diversas armas blancas. También se decomisó una suma de 4.724 euros en efectivo.

Según se desprende de las declaraciones obtenidas del entorno de la víctima, el propio detenido habría sido quien vendió directamente las pastillas de éxtasis al menor, sin considerar su edad y el potencial efecto devastador que estas sustancias podrían tener sobre él.

El hombre de 26 años fue arrestado por los delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y delito contra la salud pública, y fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Alicante, que ordenó su inmediato ingreso en prisión.

Mientras tanto, el joven de 17 años afectado por el consumo del éxtasis supuestamente vendido por el detenido sigue luchando por su vida, internado en estado crítico en el Hospital General Doctor Balmis de Alicante.

Esta exitosa operación de la Policía Nacional ha conseguido desarticular una red de tráfico de drogas y armas ilegales, llevando al responsable ante la justicia y evitando que más personas puedan caer víctimas de estas sustancias peligrosas. Las autoridades continúan trabajando para salvaguardar la seguridad y bienestar de la ciudadanía.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks