Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio detiene a un pasajero por comportamiento agresivo en un vuelo

El incidente, protagonizado por un individuo que acosó a pasajeras y amenazó a otro viajero, fue controlado por un agente policial presente en el avión.

3 minutos de lectura

En pleno vuelo, un agente de la Policía Nacional fuera de servicio, adscrito a la Comisaría de Jerez de la Frontera, intervino para detener a un pasajero cuyo comportamiento agresivo y violento inquietó a los demás ocupantes del avión en la ruta Palma de Mallorca-Sevilla. Según informan algunos medios, el individuo acosó a pasajeras y profirió amenazas a otro viajero, desencadenando una situación tensa dentro de la cabina.

El incidente, que tuvo lugar el pasado 2 de agosto, se desarrolló durante un vuelo comercial que despegó del Aeropuerto de Palma de Mallorca con destino a la capital andaluza. Desde los primeros momentos del trayecto, se detectó el comportamiento agresivo del pasajero en cuestión. Sin embargo, el personal de la tripulación logró calmarlo momentáneamente, según relatos proporcionados por fuentes de la aerolínea.

No obstante, la situación tomó un giro más tenso durante la maniobra de aproximación al Aeropuerto de Sevilla. En ese momento, el individuo comenzó a acosar a varias pasajeras jóvenes que se encontraban en las cercanías. Además, dirigió amenazas de muerte a otro viajero que intentó intervenir para proteger a las mujeres afectadas, llegando a afirmar que “lo iba a rajar cuando llegaran a Sevilla”.

Ante la posibilidad de que el comportamiento del pasajero pusiera en peligro la seguridad del vuelo, un agente de la Policía Nacional, que viajaba en calidad de pasajero y se encontraba fuera de servicio, intervino en la situación. Identificándose como agente de la autoridad, buscó apaciguar al individuo, desencadenando una respuesta violenta por parte de este último. En un intento de agresión, el pasajero se levantó y trató de golpear al agente con un puñetazo, el cual fue evitado exitosamente. Finalmente, el agente logró reducir y detener al individuo, a pesar de la fuerte resistencia que opuso.

El comandante de la aeronave informó de los sucesos a la torre de control en el Aeropuerto de Sevilla, lo que resultó en un aterrizaje inmediato. Al tocar tierra, un equipo de la Guardia Civil aguardaba en la pista y entró en la cabina para asistir en la detención del individuo. Las autoridades imputan al detenido cargos por atentado contra un agente de la autoridad, amenazas y un delito relacionado con el tráfico aéreo.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks