La ejecutiva de Ciudadanos, fiel a las órdenes de la calle Génova. (Parte 2)

19 minutos de lectura

A nadie le pasa desapercibido la situación paupérrima del partido Ciudadanos, mi partido. Llevo meses sin escribir aquí, concretamente desde el 8 de marzo, por haber sido el candidato a la alcaldía de Colmenar Viejo. Los resultados han sido catastróficos en mi municipio y en el resto de España, salvo algún municipio pequeño. Pero hoy voy a contar lo que antes no me atrevía a decir por miedo a haber sido “depurado”, y voy a añadir lo vivido durante esta campaña electoral del 28M porque para mí ha sido relevante, asqueroso e indigno. No voy a continuar con la boca cerrada por que las direcciones del partido nos lo han quitado todo, hasta el miedo.

Muchos nos preguntamos por qué las acciones de muchos cargos públicos de Cs y de la dirección del partido llevan 6 años haciendo exactamente lo que más le conviene al Partido Popular. Como en el caso del CDS es cuestión de tiempo que se destape la verdad, pero entonces ya será tarde y a nadie le interesará. Analizaremos punto por punto las acciones.

Pincha aquí para ver la Primera parte de este artículo.

Las listas autonómicas y municipales de 2019. El Hervismo.

Ignacio Aguado junto a los cargos electos y orgánicos más importantes tras el 26M del 2019.

El Ciudadanos de 2015 prometía “los gobiernos del cambio” y no pudo cumplirlo por que no se sumaba. Sin embargo en 2019, el PSOE ganó las elecciones autonómicas en muchas comunidades donde antes gobernaba el PP. En Andalucía, histórico feudo socialista, sí que se cambió el gobierno apoyando al quien ganó las elecciones, el PP, aunque con la ayuda de VOX, pero el escenario andaluz con la condena de los EREs de Andalucía presionaba a azules y naranjas. En otros sitios sin embargo fue diferente.

El pucherazo en Castilla y León.

Que Francisco Igea estaba señalado, no es ningún secreto. Igea sabía que el PP de CyL no es trigo limpio, y seguía convencido de que había que seguir con la idea del gobierno del cambio aunque Tudanca fuese fiel a Sánchez. Y está claro que los altos órganos del partido le intentaron hacer una jugarreta. El mismísimo Albert Rivera “apadrinó” a Silvia Clemente, uno de los numerosos fichajes estrella que en realidad venían a sustituir a los “incómodos”. 82 votos emitidos desde un mismo ordenador en una misma dirección física, con la misma IP, en 2 tandas de 51 a las 3 de la mañana y 30 momentos antes de que acabase el periodo de votación.

Como ya he afirmado antes, hay un agujero claro de seguridad y cualquiera que tenga el censo de afiliados puede entrar en nombre de la mayoría de afiliados en el espacio naranja de manera fraudulenta. El número de afiliados durmientes, que nunca entra en el espacio naranja es bastante alto, y cualquier informático autorizado para tener el censo y monitorizar la votación podría hacerlo. Y así se hizo en el pucherazo en contra de Francisco Igea. La empresa externa que se encargaba de supervisar los procesos de votación hacía más de un año que ya no prestaba sus servicios, y era el propio partido quien supervisaba sus votaciones.

En este mismo momento también se tuvieron que revisar las votaciones de Cantabria, donde Felisuco, candidato no oficialista, había obtenido la victoria. También en Murcia y en Madrid.

Se acabó el cambio.

Después del 26M de 2019, el PSOE ganó las elecciones en Murcia, Castilla y León y Madrid. Ciudadanos estaba en caída libre desde la moción de censura por la polarización de Sánchez al señalarnos como una de las “tres derechas”. No se apoyó un gobierno del cambio en ninguna de estas tres comunidades autónomas. La deriva de apoyo a los nacionalistas por parte del líder del PSOE impedía que los órganos superiores de Ciudadanos viesen con buenos ojos esos gobiernos del cambio. En el ayuntamiento de Madrid capital sí que se cambió de Más Madrid a PP, de nuevo.

Con esta decisión, la formación naranja ratificaba la afirmación en todos los electores que se sentían algo de izquierdas, de que era un partido de derechas, aunque en realidad fuese un partido de centro. La sangría de votos continuaba y el PP volvía a recuperar su segunda posición, mientras el PSOE recuperaba todo el voto perdido ante Ciudadanos y ganaba las elecciones. Mientras que en mayo de 2018 las encuestas le daban casi un 29%, en las del 26M del 2019, no llegó al 20%. El voto perdido volvió al Partido Socialista, y también un poco al PP. Ciudadanos era una marioneta en manos del bipartidismo.

Las listas de Hervías.

Hervías decidía quien era oficialista y quien no en las autonómicas y grandes ciudades. Solo Igea y Felisuco ganaron no siendo oficialistas. Pero en el caso de los municipios de menos de 400 afiliados, su poder era total. Los afiliados no tenían ningún tipo de control, voz o voto para elegir a sus alcaldables en sus agrupaciones. Solo Hervías y su estructura jerárquica elegida por la dirección tenían el poder de elegir.

Estar en Ciudadanos en 2019 era tremendamente fácil, éramos el partido de moda. No había que esperar años chupando banquillo y haciendo trabajos menores para ser candidato. Solo había que mostrar pleitesía a la estructura del todopoderoso Hervías. Si además mostrabas cierta capacidad de arrastrarte para conseguir favores y una clara falta de principios y valores, entonces ganabas muchos puntos para ser elegido. Y los elegidos por Hervías y los suyos podrían optar a sueldazos de vicealcalde fácilmente.

Con este poder, Fran Hervías y muchos de los suyos se hicieron con un ejército de leales. Leales a Fran Hervías y no al partido o al liberalismo. Esto nos pasaría una gran factura más adelante.

También, en ciertos sectores del partido, se habla de otra lista que solo Fran Hervías conoce realmente. Esa lista es la de las integrantes de juventudes que cayeron rendidas ante la erótica del poder que él ostentaba durante estos años anteriores a la pandemia.

El caso de Colmenar Viejo.

Puedo hablar del sitio donde estoy. Yo me afilié en febrero de 2014. Por aquel entonces me llamó por teléfono Miguel Gutiérrez, actualmente diputado en el congreso. Me llamó para conocerme y me ofreció el puesto de representante del partido en la Junta Electoral de Zona de Colmenar viejo. En ese momento solo había 3 personas, que eran concejales del PSOE. Se querían pasar a Cs, pero no cumplían los estatutos, pues Cs no admite tránsfugas. No llegaron ni a diciembre pues se negaron a entregar el acta. Y empezó a venir gente, la mayoría buenos y algunos chungos. Los chungos se quedaron y los buenos salían escopeteados. Los problemas tardaron poco en llegar.

Aquí en Colmenar, yo perdí las primarias en 2015, y me puse a las órdenes del ganador, Jaime Bedia. Jaime desarrolló su actividad como portavoz del grupo municipal de Cs de manera intachable, y esto lo reconocieron los otros portavoces de los otros partidos políticos en Colmenar Viejo. Yo mismo le pedí que me casase, lo hizo y estoy orgulloso de que me casase una persona íntegra. Pero los enemigos de Jaime querían lo que Él tenía. Jaime ganaba algo más de 40.000€ brutos al año como portavoz del grupo municipal, y podría haber ganado más de haber pactado con el PP. El síndrome de Procusto funcionó trabajaron activamente para ganarse los favores de Fran Hervías y su estructura. El resultado es bien sabido, el mejor concejal que ha tenido Colmenar Viejo en este siglo, y el listón estaba alto, era destituido por su propia formación política.

Los elegidos por Hervías en 2019 se transfugaron en 2021 a la vez que los tránsfugas de Murcia. No entregaron el acta y siguieron en el gobierno del PP cobrando sueldazos. Uno de ellos fue depurado de cara a 2023. La otra está integrada en el PP y se rumorea que acabará de asesora.

Abril de 2019, 57 diputados. Cs pierde otro 5%.

Discurso de Rivera el 28 de abril de 2019.

Ciudadanos obtuvo 57 diputados con un 15’89%, mientras 10 meses antes tenía un 29%. De haber mantenido ese 29% podría haber tenido más de 130 diputados.

Esa noche fue la noche que se escuchó “Con Rivera No” en la calle Ferraz.

No hay duda de que el escenario polarizador de Sánchez estaba surtiendo efecto.

Noviembre de 2019,10 diputados. Cs pierde otro 9%. Comienza la debacle.

Albert Rivera presentando su dimisión

Tan solo 6 meses después, Cs se desplomó a los 10 diputados. Pasó de ser necesario para la gobernabilidad en España a ser irrelevante.

En cuestión de 17 meses perdió 4 de cada 5 apoyos quedándose tan solo con el 6’80% .

Albert Rivera dimitió asumiendo toda la responsabilidad.

Pedro Sánchez cumplio las advertencias de Rivera y formó gobierno con el “Plan Sánchez” y con “su banda”.

Inés Arrimadas toma las riendas. La V Asamblea de los “marquitos”. (2020)

Inés Arrimadas en el debate contra Francisco Egea previo a las primarias.

Inés barrió a Paco Igea en las primarias marcadas por el #YoConInés. Algunos líderes, cargos orgánicos y cargos públicos expresaron quejas por las “presiones recibidas” para apoyar la lideresa, e incluso sustituciones a causa de no haber puesto el #YoConInés. Fran Hervías dominó con mano de hierro estas primarias para aplastar al contrincante. Otra vez Francisco Igea se cruzaba en el camino de los oficialistas. Ya ese momento decía el señor Igea que nuestro partido estaba en parada cardíaca y que era cesarista, exactamente lo que se reconocía por parte de todos 2 años y medio después.

La elección de compromisarios de la V asamblea se caracterizó por los famosos “marquitos”. En ciertos foros y grupos de whatsapp oficialistas se daban instrucciones de votar a los compromisarios que tenían un Marco en su foto, para que después defendiesen las posturas oficialistas en dicha asamblea, y así los estatutos quedasen “al gusto oficialista”. Inés Arrimadas prometía cambios, un modelo nuevo, cambios de organización, cambios en comunicación, descentralización y más participación. Subjetivamente no vi ninguno de esos cambios prometidos.

La traición del PP en Murcia y Madrid. (2021)

Rueda de prensa sobre las mociones de censura en la ciudad y en la región de Murcia.

Todo el mundo dice que aquí empezó todo. La verdad es que se equivocan. Todo empezó en Villaviciosa de Odón con la moción de Censura del PP con VOX para “testear” la actitud de Cs ante los ataques.

La moción de Villaviciosa de Odón.

En enero de 2021 empezó todo. PP y VOX se reunieron y coincidieron en sumar para quitarle la alcaldía a José Luis Pérez Viu de Ciudadanos. El PP ya había tomado la decisión de pasar al ataque para hacer su parte del trabajo del Bicorruptismo. El objetivo era testear la reacción de Cs ante el ataque del PP. Pero tras este ataque, Ciudadanos no hizo absolutamente nada.

El partido naranja no acometió ninguna acción para defenderse o contrarrestar este ataque. Absolutamente nada. Solo se emitieron don tweets por parte de César Zafra y de Juan Trinidad para quejarse. Ciudadanos demostraba que es el partido que hace más “cristianismo” que “liberalismo” al poner la otra mejilla tras la tremenda bofetada.

El Vacunagate y el troceo de contratos, la traición del PP a los pactos firmados.

La razón primordial de las mociones de censura en la ciudad de Murcia y en Región de Murcia son estas corruptelas aún sin juzgar. En el caso del vacunagate, ha quedado constatado, que el Partido Popular hizo una lista de afines al PP, los cuales fueron vacunados antes que el sector de la población que debía recibir primero la vacuna. En plena tercera ola, con un COVID de la cepa original, la más peligrosa, el PP decidió vacunar a sus amigos antes que las personas que estaban falleciendo por culpa del virus. Les robaron las escasas vacunas que había a las personas que más lo necesitaban y en el momento que más lo necesitaban. Alrededor de un millar de vacunas sustraídas, una lista todavía secreta y opaca, y todavía no sabemos la repercusión en fallecidos durante esas fechas por no haber recibido esas vacunas.

26 años de Partido Popular en la Ciudad de Murcia con lo que fue descrito como “Una tremenda mafia”, terminaron con la moción de censura que pusieron a iniciativa del vicealcalde Mario Gómez. A este último, le amenazaron, le persiguieron, e incluso el PP llegó a contratar a detectives privados para continuar con el acoso personal y familiar al vicealcalde. Las mociones de censura estaban más que justificadas. Pero este partido tan cándido y con la costumbre cristiana de poner la segunda mejilla, no estaba preparado para la trampa del PP, que con estas mociones de censura, acababa de activar.

Continuará….


Diario de España no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores y columnistas. Diario de España se compromete a no modificar el texto original de los artículos cuya autoría sea externa a este medio. En cualquier caso, puede hacernos llegar sus peticiones de modificación a redaccion@diariodeespana.es. Tras su solicitud, daremos parte al autor original para que proceda como corresponda.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Gracias por tus feedbacks!

¿Has visto un error de redacción o tienes alguna sugerencia?

Los medios de comunicación independientes no se financia con partidos ni subvenciones, lo hacen sus lectores. Si crees en un periodismo libre e independiente, únete a Diario de España.

Ex-candidato a la alcaldía de Colmenar Viejo por el Partido Ciudadanos Cs Portavoz de Cs en Colmenar Viejo.
Europeo, español, madrileño y colmenareño. Nacido en Madrid en 1980. Exmilitar de la Armada Española. He vivido en Madrid, Vigo (Pontevedra), Rota (Cadiz), Sydney (Australia) Electrónico e informático. Liberal y metalero.

Deja una respuesta

Enable Notifications OK No thanks